“Temo que mi muerte quede impune”: Mireles

En la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, el fundador de las autodefensas en Tepalcatepec, Michoacán, aseguró que no es ex vocero, sino líder.
El fundador de las autodefensas de Tepalcatepec habló sobre el futuro de las guardias comunitarias.
El fundador de las autodefensas de Tepalcatepec habló sobre el futuro de las guardias comunitarias. (Fanny Miranda)

Ciudad de México

José Manuel Mireles, fundador de las autodefensas en Tepalcatepec, Michoacán, sostuvo que su permanencia en ese movimiento está sujeta al tiempo que viva, y en ese sentido subrayó que no le teme a la muerte, sino a la impunidad.

“No le tengo miedo a seis camionetas llenas de gente armada, le tengo miedo a un cazador solitario, de esos que llegan en motocicleta, te vacían la pistola y se van. Y no le temo porque yo me muera.

“A mí me mataron desde el 24 de febrero, ‘La Tuta’ me dio 24 horas de vida y llevo 15 meses, a ver quien dura más. Pero sí le temo a la injusticia de que mi muerte vaya a quedar impune”, subrayó.

De visita en el plantel San Lorenzo Tezonco de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), Mireles subrayó que su rol en el movimiento no es el de ex vocero, sino de líder, ya que “nadie me puede quitar una posición que tampoco nadie me dio”.

De esa forma aseguró que las autodefensas en el estado siguen unidas, pero resaltó que Michoacán no se ha pacificado y “sigue siendo un infierno”, razón por la que no ha aceptado  -dijo- la invitación de formar autodefensas en otros estados del país, aunque afirmó que movimientos como ese existen en 16 entidades.

En el conversatorio con los universitarios, Mireles Valverde reprochó que el gobierno federal no haya cumplido con los acuerdos de cinco puntos hasta llegar al desarme de las autodefensas.

En ese sentido, aseguró que el comisionado de Seguridad en esa entidad, Alfredo Castillo, equivocó su estrategia al “uniformar a los templarios” y se corrompió.

“Yo soy enemigo de los infiltrados, de los apadrinados, de los perdonados, donde quiera que se encuentren. No crean que hablo mal del comisionado Castillo porque me caiga gordo, no, porque ya se asoció con los criminales”, acusó.

Mireles también narró cómo terminó su relación de amistad con su ex escolta personal Estalisnao Beltrán, quien encabezó la legalización de las autodefensas en Tepalcatepec junto con el comisionado Alfredo Castillo.

“Desde entonces no nos hablamos, él es uno de los que trabajaban cortando limón y ahora tiene cuatro huertas de aguacate, siete huertas de limón y como 500 cabezas de ganado”.

Al término de la charla que duró más de dos horas y media, el líder de las autodefensas garantizó que en Michoacán, “nadie vuelve a votar con una pistola apuntándole en la cabeza, como fue la vez pasada”.