Jonathan, 'El niño rescatista'

El menor acudió, junto con su madre, a remover escombros y ahora el DIF-local los apoyará con una vivienda.
'Los Topos' lo integraron a su equipo.
'Los Topos' lo integraron a su equipo. (Fanny Miranda)

Ciudad de México

El estallido despertó a Jonathan. De inmediato se puso los zapatos y junto con su madre bajó corriendo la barranca hacia el Hospital Materno Infantil Cuajimalpa, el cual encontraron colapsado.

Su madre, Valeria Tobón, le insistió que se quedara, pero se aferró y le dijo que no la dejaría sola. Llegaron hasta los escombros. De pronto él y su mamá estaban ayudando a remover cascajo.

"Había gente que pedía ayuda porque se estaban quemando. Nos duele, decían. Todos los vecinos ayudamos y poco a poco éramos más. Yo agarre a un niño y se lo pasé a un paramédico", narra Jonathan Tobón, de 11 años.

El menor continuó colaborando en medio del derrumbe, hasta que elementos policiacos y de protección civil arribaron al sitio y les pidieron retirarse por su seguridad. Por esa hazaña, ahora Jonathan es conocido como El niño rescatista e incluso la Brigada de Rescate Topos ya lo considera miembro del equipo.

"Me hicieron Topo, ya tengo mi playera y mi chamarra", dice gustoso, portando un casco que uno de los rescatistas le prestó para complementar el uniforme y tomarse una foto.

Jonathan cursa quinto año de primaria y es el mayor de tres hermanos. Su madre, jefa de familia, lo considera el hombre de la casa, pues también se hace cargo de sus hermanos cuando ella sale a su trabajo en una taquería.

"Desgraciadamente, se escucha triste, pero él es el que asume la responsabilidad; es quien nos cuida, me da aliento y fortaleza. Claro, evito decirle muchas cosas, como la cuestión económica porque él tiene que disfrutar su niñez, pero se da cuenta que la vida no es fácil", señaló Valeria.

A pesar de eso, Jonathan tiene excelentes calificaciones que le permiten formar parte del Programa Niños Talento del DIF-DF. Es por eso que personal de la dependencia e incluso el titular, Gamaliel Martínez, acudió también a visitarlo.

"Jonathan tuvo la osadía, el empuje y las agallas para rescatar a los menores. Rebasó el miedo y puedo hacer algo que nos muestra su valentía", dijo el funcionario.

Así, a un día de la tragedia, Valeria recibió una gran noticia y rompió en llanto de felicidad. "El DIF sacó el cheque para una vivienda para mi familia, gracias a mi hijo".

Se iniciaron las gestiones ante el Instituto de Vivienda local para apoyarlos con un departamento.

"Llevamos viviendo 3 años en Cuajimalpa y ocho meses aquí, porque donde vivíamos pagábamos una renta de 3 mil 500 y la verdad ya no podía solventarla. Este lugar tenía 16 años que no lo rentaban y acá pago mil 500 al mes", comenta.

Ahora comenzarán la mudanza de su casa con techo de lámina a una de concreto. Y tal vez siga durmiendo en el sofá, del cual saltó cuando escuchó la explosión.