Realizan nazarenos procesión en Iztapalapa

Vírgenes y nazarenos acompañan a Jesucristo durante la 172 representación del Viacrucis en el Cerro de la Estrella en Iztapalapa

Ciudad de México

Este viernes llega a su final la 172 representación de la pasión, vida y muerte de Jesucristo en Iztapalapa, con el viacrucis y su crucifixión en el Cerro de la Estrella.

Daniel Agonizantes, elegido para caracterizar a Jesucristo, será azotado en la Macroplaza Cuitláhuac, donde el tenor Fernando de la Mora se presentará para entonar algunos pasajes bíblicos.

Como parte de la representación, Jesucristo salió en la mañana de su cárcel, que en este caso fue la casa de ensayos, y después inició la procesión de las vírgenes y los nazarenos.

Algunos nazarenos vestidos de morado llegaron cargando cruces, muchas de ellas de entre treinta y sesenta kilos de peso, procesión que realizan para pedir un favor o como una manda.


La 'cruz' que cargan los nazarenos

Para pagar una manda Juan Antonio Zamora realiza desde hace tres años el mismo recorrido del Cristo de Iztapalapa al Cerro de la Estrella, con el fin de "purificarse" y vivir las tradiciones de su comunidad.

Acompañado por su primo, el ayudante de bordador, de 15 años, recorre ese tramo como agradecimiento a que su abuelo salió bien librado de una operación a corazón abierto hace tres años.

El vecino de la colonia Estrella del Sur carga durante dos kilómetros una cruz de madera de 80 kilogramos, para lo cual no recibe acondicionamiento físico previo.

"Desde hace tres años he terminado siempre el recorrido y nunca he recibido atención médica" relató el joven, el tercero de cuatro hermanos.