Instan obispos a terminar con la violencia en AL

Los asistentes al Congreso Continental Guadalupano, que se realiza en la Basílica, advirtieron de de la creciente inseguridad en América Latina, incluido México.

Ciudad de México

En los países de América Latina, incluido México, se "vive una violencia desatada y muchas veces incontrolable que ha tenido un crecimiento exponencial" por lo que es necesario que cada persona cumpla con su tarea de aportar a la paz. Además, de brindar atención a las víctimas del narcotráfico concluyeron los asistentes del Congreso Continental Guadalupano realizado en la Basílica.

En conferencia de prensa en la que participaron el cardenal Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos y presidente de la Comisión Pontificia para América Latina; Enrique Glennie, rector de la Basílica de Guadalupe y Guzmán Carriquiry, secretario de esa Comisión Pontificia, se destacó que es los jóvenes son una preocupación de la iglesia.

Guzmán Carriquiry señaló que durante el encuentro se advirtió que se ha registrado un crecimiento exponencial de la violencia en las últimas dos décadas, en toda América Latina, por lo que es importante atender a las víctimas de "esas situaciones dramáticas, de esos gritos y clamores" muchas de éstas son migrantes.

Otro problema que se enfrenta es el fenómeno de los jóvenes que no estudian ni trabajan y que quedan en una situación de vulnerabilidad.

El cardenal Marc Ouellet manifestó que "hemos apenas empezado y somos conscientes de que hay que abundar más en esta conciencia continental si queremos realmente extender esto a todo el continente. Entonces, hay mucho por hacer, pero el punto de partido que tuvimos estos días nos da el ánimo y convicción de que hay que seguir".

"Estuvimos de acuerdo en que este santuario es la madre de todos los santuarios de América y que debe ser como el motor de una renovación espiritual de los santuarios del continente. En este sentido hay una red que podemos crear o animar a fin de que haya este desarrollo para el bien espiritual, porque los hombres de hoy necesitan reflexionar sobre su identidad".