Informales piden espacio en la Asamblea Constituyente

Ambulantes del Centro Histórico amagaron con no apoyar a ningún candidato hasta que haya un acuerdo con el gobierno capitalino.
Al centro, los líderes David Arévalo y Armando Becerril.
Al centro, los líderes David Arévalo y Armando Becerril. (Cinthya Stettin)

Ciudad de México

Líderes de ambulantes del perímetro A y algunas zonas del B en el Centro Histórico acusaron al Gobierno de la Ciudad de México de no incluir al gremio en la próxima conformación de la Asamblea Constituyente y anunciaron que no apoyarán a candidatos independientes ni las plantillas de partidos hasta que "lleguen a un acuerdo con el sector".

Además solicitaron la integración de una mesa de diálogo con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, en la que propondrán que se les otorguen inmuebles —con condiciones laborales aceptables— y regularizar el comercio en la vía pública, además del reconocimiento como trabajo digno.

"Debemos negociar tanto inmuebles como vía pública, ya que en una plaza no puedes meter un millón de ambulantes. El objetivo es mantener en orden al ambulantaje en las banquetas, así no se molesta al peatón ni al gobierno", dijo Armando Becerril, representante de ambulantes del Centro Histórico.

En conferencia expresó su "preocupación y temor" por el plan de reordenamiento del comercio informal que pueden presentar la delegación Cuauhtémoc y el gobierno capitalino el 4 de abril, ya que en año y medio las autoridades les han arrebatado dos de sus centros de trabajo más importantes: Plaza de las Vizcaína y la Plaza de San Antonio Abad I y II.

Ante estas acciones los dirigentes comentaron que pueden llegar a un acuerdo con las autoridades capitalinas para que se les proporcione una alternativa de trabajo y así evitar dejar a varios locatarios sin empleo, pues se debe considerar que muchos son el sustento de una familia.

"Solo servimos a la hora de la votación. Vamos, aplaudimos, apoyamos a los candidatos y votamos. Nos prometen apoyo y siempre nos olvidan", reclamó.

Aseguraron que no permitirán que se les otorguen sus lugares de trabajo a la iniciativa privada y que en caso de ser necesario conformaran un frente de lucha con 80 dirigencias, con las cuales trazarán rutas de protestas, inclusive, marchas en el Centro Histórico.

"Vemos que el gobierno sí tiene espacio para los grandes corporativos, pero no tiene para los pequeños comerciantes a los que tacha de vender mercancía ilegal. Compramos la mercancía en establecimientos, el tiempo de fayuca termino", destacó.

Al encuentro también acudió David Arévalo, del Frente Nacional Comercio Informal.