Jóvenes deben exigir cuentas a autoridades: InfoDF

Los comisionados Luis Fernando Sánchez y Mucio Israel Hernández explicaron la importancia de solicitar información a entes de gobierno y hasta a las autoridades universitarias.
En el Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Distrito Federal se atiende a ciudadanos inconformes con las respuestas o falta de éstas de autoridades del gobierno capitalino.
En el Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Distrito Federal se atiende a ciudadanos inconformes con las respuestas o falta de éstas de autoridades del gobierno capitalino. (Tomada de Facebook)

Ciudad de México

El 80 por ciento del presupuesto del Distrito Federal es destinado a gastos que no representan una mejora en la ciudad, de ahí la urgencia para que los jóvenes tengan una cultura de exigir a las autoridades la rendición de cuentas, sostuvo el comisionado ciudadano, Luis Fernando Sánchez Nava.

Durante la plática sobre el Derecho de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales, impartida a alumnos de la Facultad de Contaduría de la UNAM, consideró además que el cuidado de los datos de las personas es una práctica que se debe consolidar entre los jóvenes.

Los exhortó a realizar solicitudes de acceso a la información, no solo a los servidores públicos, sino también a las autoridades universitarias, ya que con las reformas al artículo 6 constitucional, las universidades se han incorporado a la lista de sujetos obligados.

A su vez, el comisionado Mucio Israel Hernández Guerrero, habló de la importancia del derecho al olvido, que consiste en desvincular la información de los datos personales de un ciudadano, una vez que ese dato ha cumplido su finalidad y deja de ser relevante públicamente.

También se refirió al derecho de acceso a la información y destacó que debe ser visto como un mecanismo para prevenir actos de corrupción y no como una herramienta para la “cacería de brujas” en el sector público.   

Ambos comisionados coincidieron en que los jóvenes deben ser intolerantes con la corrupción y deben incorporar a su vida la transparencia, la rendición de cuentas, el acceso a la información y la protección de datos personales.