Influenza AH1N1 se volvió estacional, pero no hay alarma

Armando Ahued, secretario de Salud del Distrito Federal informó que ya se aplicó 60 por ciento de las 800 mil vacunas contra este virus.
Vacuna
(Milenio)

Ciudad de México

El secretario de Salud del Distrito Federal, Armando Ahued, informó que el virus de la influenza AH1N1 se volvió estacional, pues ya está dentro de la temporalidad, por lo que no hay que alarmase si se registran casos, pues ya se tienen las vacunas, e incluso se están aplicando.

"No hay porqué alarmarse si hay casos, porque de una vez les aviso que habrá casos, porque ya se volvió un virus estacional, ya es un virus que va a seguir de aquí en adelante, no debemos alarmarnos, debemos seguir tomando las medidas porque tenemos una vacuna muy efectiva", señaló. Ahued.

"Quien se enferme de la influenza AH1N1 tiene la gran ventaja de que hay medicamentos, si alguien tiene influenza y es atendido con oportunidad se va curar".

Sin embargo, si se descuidan, puedan caer en neumonía y poner en riesgo su vida.

El funcionario reiteró que los casos que se han presentado no son raros, porque ese virus permanece de manera estacional, pero la vacuna oseltamivir es altamente afectiva, aunque si se descuida puede causar neumonía y ocasionar defunciones.

"Va a haber defunciones, sí, va habrá defunciones, porque es algo que ha venido ocurriendo y va a seguir siendo, pero aquí dependen de que tengamos conciencia de vacunarnos y estar prevenidos y acudir al médico con oportunidad", expuso.

El sector salud del DF cuenta con 220 centros de salud, 12 clínicas en el Metro y 16 puntos instalados en las estaciones de mayor afluencia de usuarios para vacunar contra la influenza, principalmente a niños menores de cinco años y adultos mayores de 55.

Algunas recomendaciones para evitar enfermarse son cubrirle bien, evitar cambios bruscos de temperatura, vacunarse, y no automedicares, porque eso sólo generas resistencias de virus.

Entre el 92 y 95 por ciento de las infecciones respiratorias son de origen viral, y los antibióticos no sirven contra los virus, "de tal manera que si se enferman y toman antibióticos no les sirve de nada y lo único que hacen es dañarse".

Ahued informó que ya aplicaron el 60 por ciento (480 mil), de las 800 mil vacunas contra la influenza.