Inauguran red eléctrica en el Centro Histórico

A pesar de las diferencia ideológicas se trabaja en conjunto a favor de la ciudadanía, dijo Mancera.
Durante el acto se anunció que se invirtieron mil millones de pesos.
Durante el acto se anunció que se invirtieron mil millones de pesos. (Claudia Guadarrama)

Ciudad de México

Con una inversión de mil millones de pesos y luego de más de 45 años, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, inauguraron la nueva Red Eléctrica Subterránea del Centro Histórico que deja atrás la crisis por sobrecalentamientos y explosiones en mufas.

El jefe del Ejecutivo federal aseguró que la modernización buscó atender una realidad crítica a través de una modernización integral que dota al Centro Histórico de una red eléctrica más ordenada, fácil de operar y con una medición permanente y más precisa.

Con esta obra, agregó, se realizó la sustitución de 257 kilómetros de líneas eléctricas subterráneas, lo que equivale a la distancia que hay entre la Ciudad de México y la ciudad de Dolores, en Guanajuato, y beneficiando a más de 24 mil 500 usuarios de la zona y más de un millón de personas que trabajan, recorren o visitan el Centro Histórico cada día.

Asimismo, se realizó el cambio de todos los usuarios a medidores AMI, lo que permitirá no solo tener una mayor exactitud en la medición del consumo, sino que también apoyará para detectar oportunamente las fallas y restablecer el sistema eléctrico de manera remota.

El director general de la Comisión Federal de Electricidad, Enrique Ochoa Reza, recordó que previo al inicio de esta obra se realizaron diversos estudios que “confirmaron que la red estaba rebasada en su capacidad y que había concluido su vida útil”, lo que provocaba pérdidas de energía, fallas recurrentes e incluso accidentes.

En su oportunidad, el representante de los comerciantes del Centro Histórico, Tito Briz Garizurieta, recordó los  cientos de explosiones, sobrecalentamientos e incendios en las mufas que se presentaron entre 2008 y 2009, las que, aseguró, evidenciaron las condiciones lamentables y el riesgo inminente que representaba la red eléctrica.

El proyecto también incluyó la instalación de 12 circuitos de media tensión, bancos de ductos, registros, pozos de visita y bóvedas de alojamiento, así como la instalación de 188 equipos de seccionamiento de última tecnología y 138 transformadores de distribución, que utilizan aceite biodegradable de origen vegetal.

En este sentido, el presidente Enrique Peña Nieto reconoció a Mancera por los esfuerzos que ha desarrollado para fortalecer la relación institucional entre ambos niveles de gobierno, sumando esfuerzos y presupuestos, al asegurar que esta obra “es solo un ejemplo y un adelanto” de este esfuerzo.

 En tanto, Miguel Ángel Mancera dijo que a pesar de las diferencias ideológicas, el gobierno de la Ciudad de México y la Federación trabajan en conjunto para dar resultados a la ciudadanía.

Tras sostener una reunión privada con Peña Nieto, mencionó que la capital del país tiene derecho a acceder a todos los fondos del gobierno federal, y “no hay por qué limitarle ese derecho a la ciudad”, expresó el mandatario capitalino.

“Es muy claro, en el diálogo obviamente sabemos que somos de líneas de pensamiento diferentes; la ciudad es una ciudad que tiene muy clara la vocación de la izquierda y obviamente son fuerzas políticas y de líneas de pensamiento que están separadas en el terreno de lo político y que tienen que conjugarse o conjuntarse para el esfuerzo común de coordinación para resultados como el que hoy se presentó del alumbrado”, agregó.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]