Impulsa UNAM proyecto para proteger plantas

El Jardín Botánico de la Máxima Casa de Estudios ofrece diferentes actividades para toda la familia a lo largo de este sábado con motivo del Día Nacional de los Jardines Botánicos.

Ciudad de México

En México existen 945 especies de plantas en algún nivel de riesgo, la UNAM conserva 300 de ellas, y a través de procesos de reproducción impulsa ahora la adopción de 65 especies  en algún nivel de riesgo, incluso de una que ya se encuentra extinta en su medio natural, la biznaguita de chilitos, cuyo nombre científico es mamillaria haageana.

"De las 300 especies de la NOM en algún nivel de riesgo, ya hemos logrado desarrollar métodos de cultivo para casi 200 de ellas, y ya tenemos la experiencia para establecer un programas de propagación que nos permite ofrecerlas al público en adopción", señaló Javier Caballero, jefe del Jardín Botánico del Instituto de Biología de la UNAM.

Al conmemorar el Día Nacional de los Jardines Botánicos, el doctor Caballero explicó que conservar especies en los jardines botánicos está bien, pero no es suficiente, pues se requiere la participación de la sociedad; y así plantea en convertir a cada hogar en un centro de conservación de especies.

"Cuando uno habla de conservación ex situ es común pensar en centros con alta tecnología que mantienen las semillas o tejidos refrigerados de las plantas y que en una situación de urgencia ahí se tiene material genético para recuperar poblaciones. Nosotros pensamos que esto se puede hacer con la participación de la sociedad, tenemos la experiencia del cultivo y decimos la mejor manera de que una planta en peligro de extinción salga de la norma es que la podamos cultivar, comercializar de manera legal y entonces convertimos nuestro vivero, en un centro de adopción", expresó.

Este sábado, el Jardín Botánico de la UNAM ofrece actividades para toda la familia, por la celebración del Día Nacional de los Jardines Botánicos, hasta las 5 de la tarde.

Los asistentes podrán adoptar alguna especie de cactácea u orquídea peligro de extinción, con una cuota de recuperación de entre 50 y 800 pesos. Algunas de la especies que buscan hogar son la biznaguita, viejito, peyote, sacasil y cerillito, por mencionar algunas.

"Cada persona que adopta una planta se lleva un pedacito de la biodiversidad vegetal, se convierte en una sucursal de un centro de conservación, en su casa tienen material biológico, que podría ser de enorme utilidad para recuperar las poblaciones en peligro", sostuvo Javier Caballero.

Desde octubre de 2013 a la fecha, el Centro de Adopción de Plantas en peligro ha dado en adopción a 3 mil plantas a 2 mil 700 hogares.