México está crucificado por la violencia: Norberto Rivera

El arzobispo primado de México, Norberto Rivera, acusó al Estado de no garantizar la seguridad de las familias y llamó a la Iglesia a comprometerse a no permanecer indiferente ante la violencia.
Norberto Rivera, arzobispo primado de México.
Norberto Rivera, arzobispo primado de México. (Claudia Guadarrama)

Ciudad de México

“México en un país crucificado por la pobreza, la violencia y la corrupción. Tres clavos que se hunden al fondo de la carne de Cristo”, dijo el cardenal Norberto Rivera Carrera, durante la misa Crismal, celebrada este Jueves Santo en la Catedral Metropolitana.

Rivera Carrera aseguró que el país padece la desintegración y separación de las familias, la pérdida de la paz, y la seguridad que el Estado no garantiza.

También llamó a los fieles y a los clérigos a evitar el sufrimiento de los mexicanos, "La Iglesia sí quiere ser fiel a su señor no puede permanecer indiferente ni indolente ante el sufrimiento de nuestro  pueblo. De lo contrario perdería su razón de ser", expresó.

Como parte de los festejos de la Semana Santa, el cardenal bendijo los óleos y realizó el nombramiento de cinco nuevos canónigos y anunció que la celebración del segundo Domingo de Pascua se vivirá con alegría con la elevación a los altares del papa Juan Pablo II.

Hoy es el único día del año en el que los fieles pueden comulgar dos veces, por la mañana con la misa del Santo Crisma y por la tarde se realiza la ceremonia del Lavado de Pies, con la  que se recuerda la última cena de Jesucristo con sus apóstoles.