ISSSTE ha registrado a 224 parejas del mismo sexo

El director general del ISSSTE José Reyes Baeza, asegura que la institución es incluyente, respetuosa y responsable de la diversidad, apoyando con acceso a prestaciones y sevicios de la institución.
El mayor número de parejas afiliadas habitan en la Ciudad de México, aunque también se extendió a parejas que se casaron  en la capital y habitan en estados del norte.
El mayor número de parejas afiliadas habitan en la Ciudad de México, aunque también se extendió a parejas que se casaron en la capital y habitan en estados del norte. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

A seis años de celebrarse el matrimonio legal entre personas del mismo sexo en la Ciudad de México, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) informó que ha afiliado a un total de 224 parejas que gozan de 21 prestaciones, seguros y servicios, con lo que se convirtió en la primera institución federal que dio acceso a la seguridad social.

El ISSSTE informó a Grupo Milenio que el mayor número de parejas afiliadas se encuentran en la Ciudad de México aunque también se extendió este derecho a las parejas que se casaron aquí y habitan en estados del norte.

Tras el anuncio del presidente de la República Enrique Peña Nieto de reformar la Constitución a favor de la inclusión de parejas del mismo sexo, el director General, José Reyes Baeza Terrazas aseguró que el ISSSTE ha sido y es una institución incluyente, respetuosa y responsable de la diversidad. "Vivimos en un estado de derecho y de libertades, en donde se respetan las preferencias religiosas, color, edad, estatura y, por supuesto, las preferencias sexuales de cualquier individuo".

Y prueba de ello, es que actualmente en el Instituto "existen 224 parejas del mismo sexo registradas como derechohabientes que reciben sus 21 prestaciones, seguros y servicios, con lo que el ISSSTE se convirtió en la primera institución federal que les dio acceso a la seguridad social".

Fue en la administración de Sebastián Lerdo de Tejada cuando el ISSSTE levantó todas las trabas legales y comenzó afiliar, desde 2014, a las parejas de hombres o de mujeres casadas con personas de su mismo sexo, sin necesidad de recurrir a amparos o a denuncias civiles ante tribunales, como sucedió durante el panismo.

En 2014 se registraron de inmediato 21 parejas del mismo sexo. El único requisito ha sido, desde entonces, acreditar que están casadas, "sin caer en trámites engorrosos", de acuerdo con el ISSSTE.

En tanto, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aseguró a Milenio "no contar por ahora con la cifra" pero informó que los matrimonios formados por las personas del mismo sexo son sujetos de afiliación al régimen ordinario del Seguro Social.

En el IMSS se emprendió, desde noviembre de 2010, una batalla por la afiliación. La activista Lol Kin Castañeda y su esposa Judith Vázquez se convirtieron en ese año en la primera pareja del mismo sexo que logró afiliarse al Instituto, de la Unidad de Medicina Familiar 11, luego de entablar un amparo por reconocimiento de derechos.

Castañeda, quien coordinadora de la Sociedad Unida por el Derecho al Matrimonio entre Personas del Mismo Sexo, consideró un logro esencial para que otras parejas comenzarán a ganar amparos.
Luego de la sentencia dictada por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, emitida el 29 de enero de 2014, el IMSS comenzó a afiliar a los matrimonios del mismo sexo en esta administración a pesar de la negativa del entonces director Daniel Karam.

Karam, en la pasada administración, aseguró que competía a los legisladores efectuar las reformas necesarias para afiliar a los matrimonios del mismo sexo en el Distrito Federal dentro del Seguro Social, con lo cual adquirirían desde derechos de atención médicas, seguros de viudez y pensión.

En 2014, el IMSS se comprometió a otorgar el servicio a quienes tienen derecho todos nuestros trabajadores más allá de su religión, de su raza o preferencia sexual, "es una determinación acorde con la interpretación realizada por la SCJN a la Ley del Seguro Social, en el sentido de que aun cuando la ley hace diferencias en razón de género, debe entenderse que también protege a dichos matrimonios, lo cual respeta el principio pro persona, establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos".

A principio de este año, la senadora Angélica de la Peña, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, logró que se aprobara por unanimidad la propuesta de modificar la Ley del Seguro Social para que incluya no sólo servicios médicos sino también otras prestaciones como el pago de pensiones ante la muerte del trabajador y se reconozca a los hijos adoptados, como sucede con las parejas y familias heterosexuales.

Sin embargo, Ricardo Baruch, activista e investigador de temas de salud y derechos humanos, miembro de Espolea A.C, explicó que hasta le fecha "no ha habido cambios en la Ley del Seguro Social que rige al IMSS y la Ley que rige al ISSSTE, que permitan a las parejas de gays y lesbianas casadas afiliar a sus cónyuges a su respectivo seguro, lo cuál debería ser una de las prestaciones básicas de quien ha contraído matrimonio.

"Decenas de parejas del mismo sexo que se han casado no han podido afiliar a sus parejas a través de amparos, los cuales pueden tardar meses y resultan costosos, mientras que cualquier persona heterosexual que busque afiliar a su pareja lo puede hacer en cuestión de minutos".