Asamblea General del Poli decide seguir en paro

Los estudiantes indicaron que la respuesta del secretario de Gobernación al pliego petitorio es "incompleta y sin compromiso" y tiene como fin desmovilizarlos.
Osorio Chong dio respuesta al pliego petitorio de los estudiantes del Poli.
Osorio Chong dio respuesta al pliego petitorio de los estudiantes del Poli. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La respuesta de la Secretaría de Gobernación al pliego petitorio del IPN es "incompleta e imprecisa" y tiene como fin desmovilizar a los estudiantes "planteando respuestas sin sustento y sin compromiso para su cumplimiento", indicó la Asamblea General Politécnica en un comunicado.

Después de más de 17 horas de discusión, los estudiantes dijeron que ante esta situación continuará el paro indefinido hasta que sus demandas sean resueltas con "claridad y seriedad".

En tanto, profesores de la Escuela Superior de Economía analizaron por separado sus propias demandas en torno al reglamento de la institución. Prevén integrar un pliego petitorio y sumar sus exigencias a las de los alumnos.

La Asamblea General Politécnica señaló que se mantiene en sesión permanente para generar procedimientos "claros" para dar una solución concisa al conflicto, el cual se emprendió "en defensa de nuestros derechos, de la educación, pero sobre todo en defensa del desarrollo científico y tecnológico de México".

Se declaró apartidista y se deslindó de cualquier organización o fuerza política, además de que exhortó a la sociedad y estudiantes a seguir apoyando el paro indefinido hasta que sus demandas sean resueltas.

El 3 de octubre, alumnos del Poli realizaron una nueva marcha hacia la Secretaría de Gobernación, en donde Miguel Ángel Osorio Chong salió a dialogar con ellos y a darles respuesta a sus demandas.

Los alumnos acordaron ese día una nueva reunión para el 8 de octubre con el funcionario federal, a fin de dar seguimiento a las respuestas a su pliego petitorio.

El problema en el Politécnico inició desde 25 de septiembre, cuando algunos planteles se fueron a paro en protesta a la modificación al reglamento interno y la implementación de un nuevo plan de estudios.

El movimiento creció y más planteles de la institución se unieron a la huelga, sumando a sus exigencias la renuncia de la entonces directora del IPN, Yoloxóchitl Bustamante.