Propone GDF anular licencia por reprobar alcoholímetro 2 veces en un año

La iniciativa de ley de movilidad del gobierno capitalino en la Asamblea Legislativa, plantea también, para este caso, un candado a la posible obtención de licencia de manejo en otra entidad.

Ciudad de México

Si un automovilista es sancionado dos veces por no pasar la prueba del alcoholímetro en un año‎, perderá su licencia de conducir de forma definitiva, establece la ley de movilidad que propone el Gobierno del Distrito Federal a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para su discusión.

En la actualidad se sanciona por puntos a los automovilistas. De acuerdo con registros oficiales, de 2007 a la fecha han sido canceladas 24 licencias, por diversas violaciones al Reglamento de Tránsito, de más de 3 millones 800 mil que hay expedidas.

En la iniciativa enviada por la administración local también se indica que si en tres años un automovilista es sancionado en tres ocasiones por el alcoholímetro, también se le cancelará en forma definitiva su licencia de conducir del Distrito Federal.

Para hacer cumplir esa medida, las secretarías de Transportes y Vialidad, encargada de la emisión y registro de las licencias, y la de Seguridad Pública, se coordinarán en la conformación de un padrón de automovilistas sancionados.

Con el fin de evitar que el automovilista al que se le hubiese cancelado la licencia en el Distrito Federal la tramite en otro estado y llegue a la ciudad a conducir, el gobierno capitalino puso un candado que incluye una multa y la remisión del vehículo al corralón.

Además, la multa inconmutable a la que se hará acreedor el automovilista es de 12 mil pesos, aproximadamente.

“El titular de la licencia cancelada quedará impedido para conducir vehículos automotores en el territorio del Distrito Federal con licencia para conducir expedida en otra entidad federativa del país”, indica la iniciativa presentada, en sus artículos 66 y 67.

“El conductor que infrinja el párrafo anterior se le impondrá una sanción de 12 mil pesos (180 días de salario mínimo) y se remitirá el vehículo al depósito vehicular”.

En la iniciativa también hay otras sanciones, como cuando los automovilistas que sean sancionados tres veces por violar el Reglamento de Tránsito, en un año, perderán su licencia hasta por tres años.

Un punto nuevo es que la licencia se cancelará por el mismo periodo, cuando el conductor del auto haya ocasionado daños y se haya negado a pagarlos.

Con asa nueva normatividad, el GDF busca dejar a un lado el sistema de puntos negativos en la licencia, que puso en operación la administración de Marcelo Ebrard.

Con ese sistema se sancionaba, por estacionarse en lugares prohibidos, circular a exceso de velocidad, hablar mientras se conduce, y no portar el cinturón de seguridad, principalmente.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Transportes y Vialidad, al menos 99.6 por ciento de las licencias de conducir llegaron a tener de 1 a 10 puntos negativos, por violaciones al Reglamento de Tránsito Metropolitano.

MILENIO ha documentado que muchos de los automovilistas que tiene puntos negativos, borran ese historial después de un año de la penalización, pues ésta expira.

Además, hay otros dueños de automotores que se acogieron procedimientos administrativos de restitución de puntos, con servicios a la comunidad o con un curso de educación vial y seguridad vial impartido por la Setravi. Dicho curso era de 36 horas.

El programa de Penalización por Puntos está en el Reglamento para el Control Vehicular y de Licencias y Permisos de conducir, el cual entró en vigor el 18 de septiembre del 2007.