Exige Anaya aplicar evaluación docente sin pretextos

El coordinador del PAN en San Lázaro pidió que se realice el examen magisterial; "no queremos una autoridad educativa que pague el salario de maestros que no se presentan en las aulas".
Ricardo Anaya, coordinador de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados
Ricardo Anaya, coordinador de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya, exigió al Gobierno federal aplicar la ley y garantizar la evaluación docente sin pretextos ni chantajes.

Advirtió que las autoridades federales tienen la obligación de hacer valer el Estado de Derecho frente a las manifestaciones en los estados de Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán, así como en el Distrito Federal, por parte de la disidencia magisterial que se opone a la reforma educativa.

El diputado Anaya demandó aplicar las disposiciones vigentes y separar del servicio a los maestros que acumulen tres inasistencias a clases en un mes.

"En México no queremos una autoridad educativa que pague el salario de maestros que no se presentan en las aulas o que no tienen la capacidad necesaria para impartir clases", puntualizó.

El líder parlamentario del PAN sostuvo que esas situaciones provocan la indignación de los padres de familia y de los grupos organizados de la sociedad civil y, por ello, "no debe haber más pretextos ni contradicciones: el gobierno está obligado a cumplir la ley".

Recordó que la Ley del Servicio Profesional Docente determina que el personal de educación básica y media superior que falte a sus labores por tres días consecutivos o discontinuos, en un periodo de 30 días naturales, será separado del servicio.

En un comunicado, el legislador remarcó que "la reforma educativa fue la primera gran transformación legal que se aprobó en la LXII Legislatura e incluye la evaluación obligatoria para el ingreso, permanencia y promoción en el servicio público docente por mandato constitucional; sin embargo, este gobierno la convirtió en una decisión opcional de carácter político, lo cual es inaceptable".

En ese contexto, insistió en que la Secretaría de Educación Pública debe garantizar la consolidación de los procesos de evaluación educativa en todos los niveles sin permitir chantajes de ninguna índole.

Indicó que la suspensión de la evaluación docente anunciada el 29 de mayo y su posterior restablecimiento son hechos que deben ser debidamente aclarados por parte del secretario de Educación, Emilio Chuayffet, ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, pues la educación de calidad para los niños y jóvenes debe ser la política pública prioritaria en México.

Anaya señaló que Chuayffet debe también explicar ante el poder Legislativo las razones para prestarse a negociar la ley con grupos de presión que se oponen a los procesos de evaluación.