Plantea GDF plan hídrico a 24 años

La falta de mantenimiento deja sin agua a un millón 600 mil personas, por lo que la Ley de Aguas propone rehabilitación y creación de infraestructura.
Capitalinos acuden a una cisterna para abastecerse de agua potable.
Capitalinos acuden a una cisterna para abastecerse de agua potable. (Mónica González)

México

Desde 1985 se dejó de invertir “lo suficiente y lo adecuado” en materia de agua para la Ciudad de México, por lo que actualmente un millón 600 mil personas no reciben el líquido diariamente, y los sectores más pobres pagan este servicio 10 veces más caro que los ricos.

El Gobierno del Distrito Federal busca resolver estas problemáticas con la Ley de Aguas, la cual se basa en un programa para los próximos cuatro sexenios con una inversión de 220 mil millones de pesos para la rehabilitación y mantenimiento de infraestructura existente y creación de nueva.

En entrevista, Ramón Aguirre, director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, explicó que después del temblor ocurrido en 1985, las inversiones públicas en la capital se canalizaron a resolver los problemas derivados del sismo.

El funcionario capitalino reconoció que el organismo que dirige no tiene la capacidad para dar el servicio a toda la capital, pues hoy en día “18 por ciento de la población (que representa más de un millón 600 mil habitantes), no recibe agua todos los días”.

Detalló que esta problemática ocurre en las partes altas de las delegaciones Tlalpan y Álvaro Obregón, así como en zonas de Iztapalapa y Gustavo A. Madero, aunque también, dijo, se tienen conflictos constantes en las colonias Del Valle, Narvarte y Roma.

El director del SACM aseveró que las tarifas de agua también representan dificultades, pues las zonas más pobres del DF pagan en promedio 10 veces más que otras con mayor plusvalía. Esto debido a que por su ubicación el líquido no llega en las cantidades necesarios o en otros casos ni siquiera cuentan con el servicio.

Por ello estas familias tienen que contar con una cisterna que representa una inversión adicional ya que tienen que pagar el bombeo. Otro motivo es que abastecen de agua a través de pipas.

“Nuestra tarifa de arranque para las colonias ricas es de 157 pesos, para las populares de 30 y la misma en las pobres es de mil 500 pesos al bimestre”, puntualizó al explicar que la tarifa de arranque corresponde a los primeros 20 m3 que consume una familia.

Derivado de esto, en dicha Ley de Aguas del DF plantea utilizar parte de los 220 mil millones de pesos para la recomposición y creación de una tercera parte de los 12 mil 500 kilómetros de infraestructura de la red de agua potable existente en la Ciudad de México.

“La naturaleza da el agua, pero las inversiones que se requieren para llevarla en tubería en casa y sacarla en tubería de casa no son baratas y son inversiones que no son visibles.

“Es un proyecto para la ciudad, no nada más para el gobierno de Miguel Ángel Mancera. Es dejar las bases para que se resuelva el problema. Tenemos demasiados indicios de problemas y envejecimientos por la red de agua y drenaje, la realidad es que las redes ya se están cayendo solas, no hay que irlas a tirar”, subrayó.

Sin embargo, el titular del organismo capitalino reconoció que los cambios no se verían reflejados en semanas, pero advirtió que en caso de no aprobarse este proyecto “sería un gran daño para el futuro de la capital porque quedaría incierto el tema del agua y llevaríamos una trayectoria de colapso”.

Por ello, reiteró la importancia en la aprobación de Ley de Aguas del Distrito Federal que ya se encuentra en comisiones de la Asamblea Legislativa para su discusión, lo cual, dijo, no es condición suficientes, es condición necesaria.

El titular del SACM garantizó que esta ley no privatizará el agua en la Ciudad de México, además de resaltar que si se cumple con esta normatividad no se presentarían aumentos en las tarifas para los capitalinos.

“En la medida que se den los subsidios que se requieren para hacer el programa obligatorio no se requieren incrementos.

“Lo que nosotros estamos pidiendo es que se canalicen recursos adecuados para que la gente que actualmente no recibe servicio, lo pueda recibir”, dijo.

Al respecto, el funcionario capitalino también destacó el tema de la descentralización del organismo, lo cual, dijo, no contiene en la actual iniciativa pues se utilizó la figura de desconcentrado que no da las mismas facultades.

GESTIONAN FINANCIAMIENTO INTERNACIONAL

El Gobierno del Distrito Federal, a través del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, gestiona un financiamiento con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Mundial por mil millones de dólares para poder realizar en los próximos años diversas obras en materia hidráulica.

En entrevista, el titular de este organismo, Ramón Aguirre, detalló que respecto al BID se están solicitando entre 500 y 600 millones de dólares para desarrollar construcciones de agua potable; mientras que al Banco Mundial, dijo, se trata de 400 millones para el drenaje del Distrito Federal.

El funcionario capitalino explicó que se encuentran en pláticas con estas instituciones bancarias internacionales para que se puedan concretar estos préstamos que se busca se realicen en etapas de inversión de dos o tres años.

“A través de Hacienda y Banobras, iniciamos los trámites y los estudios para obtener los fondos que arrancarían en el primer trimestre de 2015 las obras del Plan Agua para el Futuro de la Ciudad de México, incluido en la Ley de Aguas del DF”, explicó Aguirre. Además, se canalizarán a reemplazar ductos de drenaje en 42 colonias con encharcamientos mayores, ocasionados igualmente por la antigüedad de la red de desalojo.