GDF triplica recuperación de suelo de conservación

En 22 meses, el gobierno de Miguel Ángel Mancera recobró 477.5 hectáreas en siete delegaciones.
El año pasado hubo un operativo en San Andrés Totoltepec.
El año pasado hubo un operativo en San Andrés Totoltepec. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El actual Gobierno del Distrito Federal aumentó en cerca de 300 por ciento el recate de áreas verdes y de suelo de conservación, invadidas por asentamientos irregulares, en comparación con los dos gobiernos anteriores, tras poner en marcha el programa de sustentabilidad y recuperación.

De acuerdo con los resultados del programa ambiental para garantizar la protección del suelo de conservación, en la administración de Andrés Manuel López Obrador (2001-2006) se recuperaron en total 397.57 hectáreas en 72 meses, lo que representa casi 5.52 hectáreas por mes.

Mientras que durante la administración de Marcelo Ebrard, en el periodo de 2007-2012, fueron recuperadas 645.71 hectáreas en 72 meses, es decir cerca de 8.96 por mes.

Durante los primeros 22 meses de gobierno de Miguel Ángel Mancera, teniendo como uno de los eje principal el tema ambiental, las autoridades lograron recuperar 477.5 hectáreas de suelo de conservación y áreas naturales protegidas, lo que representa un rescate de 22 hectáreas mensuales.

Los resultados anuales de recuperación, a los que tuvo acceso Milenio, indican que en esta administración hay un crecimiento de recuperación de 14 hectáreas más por mes, en comparación con los dos anteriores gobiernos.

Además se implementaron acciones para restaurar los espacios, pues en algunos de ellos había construcciones que tenían mármol y acabados de lujo.

El tiempo que tardan los espacios para quedar reforestados y recuperar su entorno ambiental es hasta de cuatro meses.

A lo largo de los años, diversos grupos de invasores se adueñaron de espacios verdes, necesarios para el cuidado del medio ambiente, por lo que las autoridades comenzaron su rescate en zonas de Cuajimalpa, Gustavo A. Madero, Magdalena Contreras, Milpa Alta, Tláhuac, Tlalpan y Xochimilco.

De acuerdo con un informe de recuperación de suelo de conservación y áreas naturales protegidas, algunos de las hectáreas recuperadas fueron en paraje Zacatepec, en la Sierra de Santa Catarina; Zorros-Solidaridad, en San Andrés Totoltepec; Barranca la Diferencia, en Lomas del Chamizal; Tlalmille, en Parque Ecológico de la Ciudad de México, y Loma de Pachuquilla, en San Mateo Tlaltenango.

Los operativos

En las últimas recuperaciones, el gobierno capitalino ha enviado a más de 2 mil elementos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSPDF), así como funcionarios de la Secretaría del Medio Ambiente del Sistema de Aguas de la Ciudad de México y de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse).

En entrevista con MILENIO, la secretaria del Medio Ambiente del DF, Tanya Müller, dijo que es importante recuperar los espacios de suelo de conservación, porque desde ahí se dan una serie de servicios ambientales y sirven para garantizar que mantengan la trascendental función que cumplen para la vida.

"El tema ambiental es un tema prioritario para la ciudad y en el suelo de conservación y áreas naturales se da una serie de servicios para la población como ayudan a captar agua de lluvia, a la captación de contaminantes como el carbono y se ayuda la preservación de la biodiversidad y en especial de las especies endémicas en peligro de extinción", expuso la funcionaria.

"También ayudan en la regulación de las variaciones climáticas atípicas, por medio de absorción de radiación solar, así como la estabilización de suelos y la retención de agua para disminuir la erosión y recargar el acuífero, y en ese sentido hemos recuperado 23 hectáreas por mes."

La funcionaria enfatizó que ahora además de recuperar los espacios, también se restauran, pues tienen que retirar los escombros, como materiales de construcción, haciendo una reforestación con especies nativas.

Además, se mantiene la vigilancia para que no se vuelvan a dar las invasiones y en ese sentido darle tiempo a los espacios para que puedan recuperarse.

En la última recuperación, en el Ajusco, se tuvieron que plantar 15 mil especies y fueron retirados 992 metros cúbicos de material de construcción, láminas y madera.

"La biodiversidad de los suelos de conservación de la Ciudad de México también contribuye a preservar fauna y flora endémicas del valle de México, algunas de las especies vegetales que enriquecen este ecosistema son, entre otras, el huizache, el maguey, el oyamel, el tejocote, el pino blanco y el ahuejote conservando el equilibrio ecológico de la capital", comentó.

"Además, hay especies de la zona como el ajolote, el murciélago gris, el teporingo, el ratón de los volcanes, el zacatonero rayado y el gorrión serrano, entre otras".

Suelo de conservación en la Ciudad

El 60 por ciento del territorio del Distrito Federal es suelo de conservación, además de que la Ciudad de México está prácticamente rodeada por un cinturón verde que se complementa en el entorno urbano con espacios públicos como bosques, parques, plazas, jardines y camellones, así como con jardines particulares y un creciente número de azoteas verdes e incluso huertos.

La mayoría del suelo de conservación, en las delegaciones de la Magdalena Contreras, Cuajimalpa, Álvaro Obregón, Tlalpan, Tláhuac Milpa Alta y Xochimilco.

La extensión que abarcan las cuatro regiones es de 87 mil 291 hectáreas, que corresponden a 59 por ciento del territorio del Distrito Federal y abarca 23 áreas naturales protegidas.

Todos los operativos de recuperación los realiza la Secretaría del Medio Ambiente en conjunto con las de Seguridad Pública, Gobierno, la Procuraduría General del DF y las delegaciones políticas.

Para determinar el número de asentamientos irregulares, el gobierno capitalino firmó un convenio de colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que realizará estudios y determinará si realiza su posible reordenamiento, reubicación o desalojo.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]