GDF rechazó plan de ICA para la Línea 12

Por $385 millones ofreció cuidado preventivo y correctivo; también garantizaba la operación del sistema.

México

El consorcio ICA-Carso-Alstom presentó el 13 de diciembre de 2013 al Sistema de Transporte Colectivo un proyecto para realizar trabajos de corrección de problemas, cuidado y seguridad de la Línea 12, que incluía estudios preliminares durante un año y por un monto de 385 millones 664 mil pesos, pero fue rechazado.

De ese presupuesto, 132 millones 253 mil 658 pesos eran solo por el proyecto ejecutivo, estudios preliminares, ejecución de obra, recuperación del sistema, establecimiento y ejecución de mantenimiento preventivo y correctivo durante un año a lo largo de 50 kilómetros de vías dobles de la Línea 12, pero no fue aceptado.

Ese proyecto integral fue dirigido al director del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Joel Ortega, y se recibió en su oficina de la colonia Centro el 13 de diciembre del año pasado, pero el consorcio no obtuvo respuesta a pesar de que se explicaba que el mantenimiento debía iniciar el primer día de enero de 2014.

Los trabajos y estudios se realizarían con ingeniería mexicana, la cual es reconocida a escala mundial y colaborado en países como China, Ecuador, Chile, y Panamá, garantizando que las instalaciones iban a estar en funcionamiento y en condiciones que ofrezcan seguridad a los usuarios, reduciendo la probabilidad de averías en los equipos, lo que ya ocurrió.

Por el contrario, el gobierno capitalino, a través de la Secretaría de Obras y Servicios, que encabeza Alfredo Hernández, firmó un contrato por 25 millones de pesos, para estudios preliminares solo en una parte de la Línea 12.

Además, ese contrato establecido es para ejecutarse en solo cinco semanas y los trabajos los realiza la empresa francesa TSO.

Esa compañía se encarga de realizar mediciones técnicas, estudios y análisis necesarios, no para solucionar los problemas o ejecutar obras de mantenimiento.

Solo ofrece rehabilitación en el tramo que está detenido por las fallas y que es de cerca de 11 kilómetros .

En cambio, el consocio ICA-Carso-Alstom pretendía firmar un contrato para realizar trabajos de corrección de problemas y cuidado de la Línea 12, a pesar de que llevaba cuatro meses sin cobrar por trabajos de mantenimiento y tener una demanda por cerca de 5 mil millones de pesos contra el gobierno capitalino por trabajos no pagados en esa ruta.

"Constituye el objeto de la presente oferta, el establecimiento de las condiciones técnicas para la prestación por parte de ICA, Alstom, y Carso (El consorcio) todos los servicios definidos con un nivel de calidad, que permita al operador Sistema de Transporte Colectivo prestar el servicio de transporte ferroviario (Línea 12) con normalidad, regularidad y seguridad", indica la oferta presentada.

"Las actividades principales del mantenimiento se focalizan en los aspectos de seguridad, disponibilidad y fiabilidad así como la constante variación de las acciones adoptadas para el mantenimiento, con el fin de asegurar su eficacia y su efecto reductor de los costos generales de operación del sistema, la compleja tecnología que forma la infraestructura del ferrocarril, necesita una unidad de criterio en todos los componentes del sistema".

El Proyecto Integral L-12 tiene 70 páginas, en las que la empresa ICA, como cabeza del consorcio con Alstom y Carso, detalla al Sistema de Transporte Colectivo Metro, los requerimientos técnicos y financieros para el mantenimiento de la Línea 12 desde principios de 2014.

El objetivo de ese proyecto, era que requerían mantenimiento, para evitar fallas, por lo cual ofreció realizar esos servicios.

Dentro del estudio, del cual MILENIO tiene copia, se establece un nuevo contrato para llevar acabo el mantenimiento en vías y sistemas de instalaciones físicas de toda la Línea 12, incluidos talleres de encierro y de mantenimiento ubicados en Tláhuac.

Contemplaba mantenimiento, por un año, en lo que es la infraestructura que compone la Línea 12 del Metro, desde Tláhuac hasta Mixcoac .

En tanto, Jorge Gaviño, presidente de la Comisión Especial que investiga dichas fallas de la L12, dijo que habrá un debate técnico entre peritos, a fin de llegar a una conclusión sobre cuáles fueron las causas y las probables responsabilidades de las fallas.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]