El GDF pagará a vagoneros para que salgan del Metro

Hasta el momento 18 de las 21 organizaciones han acordado incorporarse a la formalidad; en tanto, recibirán un apoyo económico, el cual se puede extender hasta por seis meses.
Los vendedores ofrecen sus productos dentro de los trenes.
Los vendedores ofrecen sus productos dentro de los trenes. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

A partir del 10 de febrero, el Gobierno del Distrito Federal prevé que no haya vagoneros en las estaciones del Metro, luego de que 18 de 21 organizaciones acordaron incorporarse a la formalidad, declaró el secretario de Gobierno, Héctor Serrano.

En entrevista, al término de la tamaliza en el Zócalo, Serrano comentó que los ambulantes que vendían dentro de las instalaciones del Metro obtendrán un espacio para que oferten sus productos, mientras tanto el GDF los apoyará económicamente durante tres meses, aunque la ayuda puede extenderse por medio año.

Comentó que los comerciantes de 21 organizaciones, entre 2 mil 500 y 3 mil personas, pueden recibir hasta 2 mil 18 pesos mensuales.

La cantidad se calculará con base en el salario mínimo, que en la zona A es de 67.29. Es decir, que si se les da un día de salario mínimo recibirán más de 2 mil pesos mensuales.

“El secretario de Desarrollo Económico es el responsable de elaborar el programa, el cual estará diseñado entre jueves y viernes de la próxima semana. Lo que pretendemos es que se inhiba la presencia de comerciantes dentro del Metro”, expresó.

Admitió que habrá algunos comerciantes que no deseen ingresar al programa, “pero estamos esperando que el lunes o martes se sumen todas las organizaciones”.

—¿En seis meses máximo el Metro estaría libre de vagoneros?

—Sí, ahora lo digo de manera clara también. Siempre hay alguien que tenga la intención de vender, pero esta parte ya se complementa con el mecanismo de seguridad y de operatividad que implementa el propio Metro.

Indicó que una vez que se firme el acuerdo, los vagoneros se incorporarán a un curso de capacitación, pues uno de los cambios sería incorporarlos a la actividad formal a través de cooperativas u otro medio.

Serrano descartó que dicha estrategia sea una especie de seguro de desempleo, ya que “es un programa especial que se desarrollará para atender el problema al interior del Metro, la idea es que en tres meses se logren los modelos que implementarán las organizaciones de vagoneros que no necesariamente tienen que ser plazas comerciales”.

Detalló que una vez que se dé el acuerdo con cada una de las agrupaciones, comenzará el retiro de sus agremiados de las estaciones del Metro, ya que a partir de ello recibirán dinero para la capacitación que se les dará.

El funcionario del gobierno capitalino reiteró que lo que se pretende con la inversión que hará la administración local para tal fin es inhibir la ausencia de comerciantes ambulantes en el Metro y permitir la reinserción a la formalidad de más de tres mil capitalinos.