El GDF pagará 200 mdp a Alstom para reparar L12

Desde su apertura se detectaron fallas, dice el director del STC, quien recordó que en 2013 presentaron un catálogo al Proyecto Metro que incluía 14 mil faltantes de obra.
Joel Ortega recorrió las zonas afectadas de la Línea Dorada.
Joel Ortega recorrió las zonas afectadas de la Línea Dorada. (Octavio Hoyos)

México

La empresa francesa Alstom contará con un presupuesto de 200 millones de pesos para corregir el desgaste ondulatorio en el sistema de vías y dar mantenimiento en 11 estaciones de la Línea 12 del Metro.

Además controlará que no se salga de control el daño en vías y material rodante, así como continuar con el mantenimiento.

Joel Ortega, director del Metro, señaló que el Consejo de Administración del organismo y la Secretaría de Finanzas autorizaron la ampliación presupuestal, aunque solo esperan que la Contraloría y la Consejería Jurídica autoricen la adjudicación directa, que fuera por un plazo de cinco o seis meses.

El Metro espera la autorización para firmar el contrato con Alstom, ya que el consorcio constructor, conformado por ICA, Carso y Alstom, notificó al Sistema de Transporte Colectivo que el 31 de marzo dejará de darle mantenimiento a la Línea 12.

"El consorcio informó que seguirá dando el mantenimiento solo hasta el 31 de marzo, porque no tiene recursos para seguirlo ofreciendo.

"Estamos analizando para que podamos hacer la adjudicación sin incurrir en responsabilidad", indicó Ortega.

Los 200 millones de pesos saldrán de remanentes que generó el Sistema de Transporte Colectivo en 2013.

Alstom informó en un oficio firmado por Ricardo Mosoco, representante común del consocio Línea 12, que el último día de marzo es el plazo para dejar los trabajos en la Línea.

En el oficio se indica que como no se recibió comunicación con el Metro para firmar un contrato de mantenimiento, deciden salirse y enviarán las facturas por los trabajos realizados.

Incluso, aseguró que le harán llegar al Sistema de Transporte Colectivo una serie de facturas por el mantenimiento que han realizado desde 2013 y que excedió el contrato de la obra de la también llamada Línea Dorada.

"Con la finalidad de conservar la seguridad y operación de la Línea 12, el consocio ha permanecido atendiendo permanente e ininterrumpidamente las tareas de mantenimiento, actividades que están siendo informadas al STC mediante reportes diarios", indica el oficio del que MILENIO tiene copia.

"Le notificamos que continuaremos ejecutando los trabajos de mantenimiento hasta agotar la existencia de materiales que tenemos en nuestros almacenes, la fecha prevista para agotar la existencia es durante el mes de marzo, por lo tanto es necesario que el STC lleve a cabo las medidas que estime pertinentes para que adquiera los insumos necesarios para los trabajos de mantenimiento".

Ortega indicó que el mantenimiento ha corrido a cargo del consocio constructor, pues así se estableció en el contrato, en el cual se indica que esas acciones se realizarían durante un año después a su puesta en marcha, pero en agosto del año pasado y a petición del STC, se pidió ejecutar un programa emergente de mantenimiento, porque se estaba perdiendo la calidad del mismo.

Añadió que también ya se solicitó a CAF, que armó los trenes conocidos como F10, revisar de manera puntual las especificaciones técnicas de los trenes para darle corrección al material rodante, para evitar los daños en el equipo.

El director del Metro indicó que después de varios a estudios se detectaron fallas e incumplimientos desde que la Línea 12 fue puesta en operación, el 30 de octubre de 2012. Incluso, en julio de 2013, presentó al Proyecto Metro, encargado de las obras de la línea, un catálogo donde incluían 14 mil faltantes de obra.

"La Línea 12 estaba mostrando fallas antes de su inauguración, en las curvas 11 y 12 fueron cambios de 900 metros de vía en el mismo mes que se inauguró; eso implica que desde los recorridos de familiarización se había presentado el problema de desgaste prematuro, ya se había manifestado antes", indicó Ortega.

Durante un recorrido por la zona afectada de la Línea 12, en el tramo de Tláhuac a Zapotitlán, el subdirector general de Mantenimiento, Óscar Díaz Palomas, dijo que desde la inauguración de la línea y a la fecha, por las fallas registradas se han cambiado más de cuatro mil 500 durmientes y más de 11 mil grapas que sujetan los rieles con los durmientes.

Opciones de corrección

El director del Metro señaló en entrevista que analizan todas las alternativas para evitar que sigan ocurriendo esos tipos de desgastes ondulatorios que lastiman las vías y que pusieron en riesgo a los usuarios.

Una de ellas, dijo, es corregir las curvas que tienen menos de 300 metros en la línea, las cuales suman 19 y en las que se presentan los mayores problemas. Incluso, en esos puntos la velocidad bajó de 80 kilómetros por hora a 25.

Otra opción es cambiar el recorrido de curvas por uno recto; sin embargo, eso implicaría un proceso de expropiaciones y de un nuevo diseño constructivo.

Además señaló que están en puerta dos demandas que podrían hacerse efectivas contra el consorcio, por vicios ocultos y por trabajos no ejecutados del contrato, para hacer efectivas las fianzas por el 10 por ciento del contrato de la Línea 12; es decir, mil 758 millones de pesos.