GDF e inmobiliaria deben resolver crisis en Santa Fe

El arquitecto Enrique Martí-Moreno señala que en este tipo de situaciones “todo mundo se tira la bolita”, los gobiernos a desarrolladores y viceversa.
Se presume que el peso de la antena pudo ser una de las razones por las que el talud colapsó.
Se presume que el peso de la antena pudo ser una de las razones por las que el talud colapsó. (Archivo)

México

El arquitecto urbanista Enrique Martín-Moreno dijo que como consecuencia de los deslaves ocurridos en Santa Fe, donde se asienta el fraccionamiento Vista del Campo, por ahora solo hay afectados: los habitantes del conjunto habitacional; sin embargo, no hay responsables.

Advirtió que si los derrumbes llegan a las torres edificadas "va a pasar una tragedia", por lo que se requiere de un anclaje del muro para contener y evitar que continúe la erosión y la caída de la parte que sostiene la península, cuyo borde se ha reducido de 25 a 13 metros de distancia.

Martín-Moreno, cuyo trabajo e investigación en temas urbanistas ha sido publicado internacionalmente, dijo en entrevista que ha llegado el momento en que el gobierno capitalino y desarrolladores se sienten y construyan un acuerdo conjunto para darle salida al problema.

Explicó que los edificios de Vista del Campo están sobre tierra firme, pero la península que quedó se deslava, ya que hay una construcción nueva que hace que las bolsas de arena caigan, aunque hay tepetate, porque están a la intemperie y se derrumban, por lo que "si llega a las torres va a pasar una tragedia".

"Alguien tiene que hacerse responsable", insistió, al hacer notar que en este tipo de situaciones "todo mundo se tira la bolita: gobierno a desarrolladores y éstos al gobierno; hay afectados y víctimas, pero no responsables por ahora", expuso.

El arquitecto por la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, con maestría en arquitectura por la Universidad de Harvard, recordó que el desarrollo de Santa Fe se gestó en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) con una visión "impresionante", pero sobre basureros y minas abandonadas.

La inversión inmobiliaria se detonó entonces en la zona, refirió, con un crecimiento mal planeado en el Estado de México, en Interlomas, y mejor en la parte del Distrito Federal, aunque sin transporte público y otras deficiencias.

Dijo que en administraciones subsecuentes, con recursos de Servicios Metropolitanos (Servimet), empresa de participación estatal de autosuficiencia financiera del entonces Departamento del Distrito Federal, a cargo de Manuel Camacho Solís, se hizo un rescate de Xochimilco, se construyó el Museo del Niño y se remozó el Auditorio Nacional.

Sin embargo, se dejó de invertir en Santa Fe y en cambio solo se sacó dinero de esa zona y no se concluyeron los planes de desarrollo, lo que derivó, en ese entonces, en diferencias entre las delegaciones Cuajimalpa y Álvaro Obregón sobre la demarcación que debía enfrentar la problemática del lugar.

En ese escenario vinieron otras construcciones, como Bosques de Santa Fe, cuyos habitantes no son los principales afectados por los desgajamientos del cerro, pero tuvieron daños secundarios por el problema ocurrido arriba, en Vista del Campo.

Martín-Moreno se dijo convencido de que la ciudad es la mejor invención, "el mejor sistema para educarnos, comerciar, conocernos, de manera sustentable, ecológica.

"Soy urbanista y creo fehacientemente en eso. No es un espacio para aglomerarnos, sino para vivir y colaborar, para producir riqueza, y si no se tiene ese acceso, hay miedo y desconfianza", afirmó.

La Antena

La empresa propietaria de la antena que fue retirada del cerro que se está desgajando en Santa Fe, informó que tenía un peso similar al de tres camionetas 4x4 estacionadas una junto a la otra y contaba con estudios de mecánica de suelo.

En una ficha entregada a MILENIO, American Tower manifestó que trabaja en coordinación en las investigaciones que emprendió la autoridad para determinar qué ocasionó el deslave.

Según autoridades y especialistas, el peso de la antena pudo ser una de las razones por las que el talud del predio Altavista 111 colapsó.

Sin permiso

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del DF informó que la obra que clausuraron ayer vecinos de Santa Fe no tiene ningún permiso para su desarrollo.

Agregó que se presume que el certificado de zonificación de uso de suelo con el que se ampara la obra es apócrifo, porque no se localizaron registros documentales de la misma en la dependencia.