Frena INAH instalación de los parquímetros

La documentación presentada, sin los elementos técnicos para dictaminar el proyecto, aduce.
Aseguraron que los equipos serán colocados en la zona de monumentos históricos.
Aseguraron que los equipos serán colocados en la zona de monumentos históricos. (Javier García)

México

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ordenó suspender la instalación de parquímetros en la delegación Coyoacán.

La Coordinación Nacional de Monumentos Históricos del INAH notificó el pasado miércoles a la Autoridad del Espacio Público (AEP) la suspensión de los trabajos, en tanto no presente el expediente completo con la solicitud de autorización de licencia para la obra y ésta sea dictaminada.

En un comunicado, el instituto informó que la AEP, del Gobierno del Distrito Federal, les entregó la documentación relacionada con la obra denominada "Programa ecoParq polígono Coyoacán", que incluye la instalación de parquímetros en la zona de monumentos históricos del centro de la demarcación.

Pero aclaró que la documentación presentada el pasado martes "está incompleta y no cuenta con los elementos técnicos necesarios para la dictaminación del proyecto".

La información que se debe complementar es: determinar el estado actual señalando el tipo de piso, materiales, cotas y características generales de los sitios donde se proponen la ubicación de cada parquímetro, planos de la propuesta, con detalle en alzado, además del sistema de fijación, así como el de alimentación; fotografías de la acera y fachadas con la ubicación de los parquímetros a escala para corroborar que no obstruya algún monumento histórico.

El INAH explicó que la documentación fue devuelta de manera oficial a la Autoridad del Espacio Público, con el fin de que el expediente sea integrado cabalmente, explicándole qué deberá complementar la solicitud conforme a los términos del acuerdo por el que se dan a conocer los trámites inscritos en el Registro Federal de Trámites que aplican a la Secretaría de Educación Pública.

Al respecto, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda informó que mantendrá detenidas las obras, aunque no está obligada a requerir autorización del INAH o del Instituto Nacional de Bellas Artes, porque ésta la emite la Dirección General de Administración Urbana.

Sin embargo, entregarán la documentación requerida y esperarán a que el INAH les vuelva a dar luz verde para continuar con el proyecto.

El permiso para colocar muebles urbanos, según Seduvi, se otorga con fundamento en los reglamentos Interior de la Administración Pública del Distrito Federal, el del Ordenamiento del Paisaje Urbano y el de Control de Estacionamiento en las Vías Públicas del Distrito Federal.

Especifica que el párrafo tercero de la Norma General de Ordenación Nº 4 "En Áreas de Conservación Patrimonial" señala que no existe la obligación de pedir autorización, porque no está relacionado con el uso de suelo, una licencia de construcción o la autorización de anuncios o publicidad.

Además, la Ley de Régimen Patrimonial y del Servicio Público no establece expresamente la obligatoriedad de que el mobiliario urbano se sujete a la normatividad en materia de conservación patrimonial.

Y a su vez, que el reglamento para el Control de Estacionamiento en las Vías Públicas del DF especifica que corresponde a la Seduvi determinar las zonas de parquímetros en las que podrán instalarse estos dispositivos.

Por la noche, Eduardo Aguilar, titular de la AEP, y Teresa Franco, directora del INAH, se reunieron para intentar conciliar las diferencias que genera el proyecto, sin que hasta el cierre de la edición se haya informado de algún acuerdo.

En el Barrio de Santa Catarina las opiniones entre los habitantes están divididas. Mientras unos acusan que se daña su patrimonio, otros argumentan que habrá más orden en la zona.

El cronista de Coyoacán, Luis Everaert, aseguró que el proyecto no perjudicará la imagen urbana, por el contrario, significará más orden, dijo.