“Estadio de beisbol, despojo a la capital”

Mientras el director del Instituto del Deporte del Distrito Federal asegura que se construirá sin dañar zonas arboladas y sin cancelar espacios, opositores amagan con impedir la entrada de ...
Área en la que se edificará la casa de los Diablos Rojos de México.
Área en la que se edificará la casa de los Diablos Rojos de México. (Especial)

México

La desincorporación de siete hectáreas de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca para construir el estadio de beisbol de los Diablos Rojos de México generó reacciones en contra de los que practican algún deporte en ese espacio y de representantes de ligas de futbol, por lo que acudirán a recursos legales para evitar “un despojo a la capital y sus habitantes”.

En entrevista con MILENIO, el director del Instituto del Deporte del Distrito Federal, Horacio de la Vega, aseguró que el estadio se construirá sin dañar zonas arboladas y sin cancelar lugares; no obstante, reconoció que continuará la privatización de espacios y desaparecerán áreas verdes y públicas, lo que dará paso a más concreto.

El estadio será manejado por manos privadas vía la Fundación Harp Helú y traerá la construcción de centros comerciales y estacionamientos. “Tendrá las mismas características que el Foro Sol, que ofrece un espacio de concesiones de alimentos y bebidas”, además de la venta de afiches relacionados con el beisbol.

En la parte oriente de Ciudad Deportiva, donde se alzará el estadio, existen seis canchas de futbol soccer, cinco de tierra y una empastada que maneja Cruz Azul, las cuales desaparecerán.

De la Vega destacó que habrá “inversiones culturales” en Ciudad Deportiva y que la Sala de Armas puede funcionar como un espacio escultórico. “Atrás hay espacios descuidados (en la parte sur) que son de deporte urbano Sky Park; queremos hacer una pista BMX. Tenemos que mejorar el espacio. Vamos a ver qué se mantiene público; la alberca no es privada, pero pagas cuotas”, refirió.

El funcionario detalló que para la construcción del estadio de beisbol se busco un espacio donde hubiera “afectaciones menos considerables”. En el elegido, reveló, solo serán sacrificados 100 árboles, no “miles” como insisten organizaciones ecológicas.

Refirió que se hará una sanación de árboles, pues “hay muchos que están muertos en pie, otros están enfermos y hay los que no son apropiados para la zona”. No están sanos, “se van a trasplantar o replantar, no a talar o reforestar más de 5 mil árboles”.

Por otro lado, representantes de la Asociación de Ligas de Futbol de Usuarios de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca AC afirmaron que no permitirán la construcción del estadio ni dejarán pasar máquinas.

Señalaron que “la Ciudad Deportiva es del pueblo y no debe ser un espacio elitista ni para profesionales. ¿Por qué quieren privatizarla aún más?”. Se dicen dispuestos a obligar a las autoridades a que los escuchen.

“Estamos solicitando primero hablar con ellos, no nos han querido recibir. Nos vamos a amparar, vamos a ir todos los equipos a jugar futbol, frente a las oficinas del Instituto del Deporte para ser atendidos”, expresaron.

Zenón Rodríguez Flores, Manuel Vázquez, Juventino Ortiz Vázquez, Olga Vargas López y Ricardo Alcaraz Vargas manifestaron su enojo debido a que el director del Instituto del Deporte no les ha entregado la información que solicitaron sobre la construcción del estadio.

Dijeron que la obra significa la desaparición de 13 campos de futbol “y tirar una magnitud tremenda de árboles”. El espacio donde se prevé la construcción del estadio para 12 mil aficionados es en la zona media, donde termina la recta del Autódromo Hermanos Rodríguez, ingresando por la Puerta 6 a mano izquierda.

Los opositores a la obra son los mismos que en agosto de 1996 evitaron la construcción del Estadio Cruz Azul al interior de Ciudad Deportiva.