Escuelas contarán con bebederos, decreta GDF

La medida será del nivel preescolar hasta preparatorias; restauranteros darán agua.

México

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, promulgó ayer varias leyes, entre las que se encuentra la colocación de bebederos en escuelas públicas, agua a libre demanda en restaurantes y equidad para puestos públicos, con lo que la mitad serán ocupados por mujeres.

Este martes fueron publicadas en la Gaceta Oficial las reformas a Ley de Educación y de Establecimientos Mercantiles, así como adiciones a los artículos 17 y 39 fracción 78 de Ley Orgánica de la Administración Pública.

El mandatario señaló que con las reformas a la Ley de Establecimientos Mercantiles se deberán colocar sistemas de purificación y dispensadores de agua potable en los restaurantes y a disposición de los clientes, de manera gratuita y a libre demanda, que incluye hoteles y clubes privados.

El diputado local de Nueva Alianza, Jorge Gaviño, impulsor de las propuestas, dijo que se requerirán 300 millones de pesos para que todos los planteles educativos, desde preescolar hasta preparatoria, cuenten con bebederos, lo que abarcará a aproximadamente 3 mil escuelas.

El jefe de Gobierno destacó la necesidad de generar la costumbre de beber agua, ya que ésta contribuye al buen estado físico de las personas.

Además, el secretario de Salud local, Armando Ahued, explicó que el ser humano está compuesto en dos terceras partes por agua y la pérdida de 20 por ciento del líquido en el cuerpo puede causar la muerte.

El GDF reformó, adicionó y derogó diversas disposiciones de la Ley de Justicia para Adolescentes en la Ciudad de México a fin de garantizar el Sistema Integral de Justicia para quienes al momento de la comisión de un delito tuvieran entre 12 años cumplidos y menos de 18.

La disposición indica que todo adolescente a quien se atribuya un delito no podrá ser juzgado como adulto ni se le aplicarán sanciones previstas por las leyes penales para adultos, a fin de garantizar su reintegración.