Entregan ocho mil becas a grupos vulnerables en Venustiano Carranza

Se trata de apoyos económicos de mil 400 pesos bimestrales que fueron repartidos entre estudiantes de nivel básico, adultos mayores y personas con discapacidad.

Ciudad de México

El jefe delegacional de Venustiano Carranza, José Manuel Ballesteros, entregó ocho mil becas a personas con discapacidad, adultos mayores y a estudiantes de primaria y secundaria.

Se trata de una ayuda económica de mil 400 pesos bimestrales, para lo cual la demarcación cuenta con un presupuesto de más de 35 millones de pesos.

Ballesteros dijo que se entregaron mil 948 becas a niños de educación primaria, mil 886 a jóvenes de secundaria, 911 a personas con discapacidad y a 3 mil 220 adultos mayores de 60 a 67 años.

En el caso de los mil 948 niños de primaria, la beca económica se otorga a familias que tengan ingresos menores a tres salarios mínimos.

“Lo que buscamos que al menos 80 por ciento de estos pequeños puedan sostener todo el ciclo de educación primaria”, comentó.

Además informó que, tanto a los niños de primaria como a los de secundaria, no sólo se les otorga el apoyo económico, sino que también se monitorea su desempeño y se les ofrecen talleres de apoyo a tareas y programas de regularización, añadió.

Para concretar todo este proceso, Ballesteros López resaltó que su gobierno realiza un informe mensual y trimestral de metas, “para saber exactamente cómo van y qué resultados está dando el programa”.

Con respecto a la beca económica a los adultos mayores, resaltó que es una ayuda que la delegación otorga a las personas de 60 a 67 años, lo que sumado a la que proporciona el Gobierno del Distrito Federal, “es una buena contribución para que puedan vivir con menos penurias”.

Los adultos mayores padecen falta de recursos económicos, desempleo, abandono y deterioro de sus condiciones de vida, por lo que como gobierno de izquierda tenemos la obligación de proporcionarles ayuda, apuntó Ballesteros López.

Además, resaltó que su gobierno tiene una sólida infraestructura de espacios públicos como 12 centros de convivencia y 4 casas de cultura así como 10 centros deportivos para que estos grupos vulnerables – y público general- puedan desenvolverse armónicamente.