En tres sexenios el GDF regularizó 60 mil taxis

Autoridades intentan combatir proliferación de unidades ilegales; sin embargo, miles de vehículos siguen operando irregularmente.

Ciudad de México

La regularización de taxis ha sido un cuento de nunca acabar en las últimas tres administraciones del Gobierno del Distrito Federal, que por más que entrega concesiones no termina con ese problema social, que vuelve a surgir en tiempos electorales.

En las tres últimas administraciones se entregaron cerca de 60 mil nuevas placas, buscando acabar con ese problema. Pero la solución solo fue momentánea.

Durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, de 2000 a 2006, uno de los problemas que más afectó la movilidad fueron los taxis ilegales, entonces decidió hacer un programa y entregó 19 mil nuevas concesiones.

Con Cuauhtémoc Cárdenas se entregaron 17 mil juegos de placas para taxis, porque se habían hecho diversos estudios que lo permitían.

Y en la más reciente administración la de Marcelo Ebrard, para llegar a casi de cerca de 31 mil, pues el padrón pasó de 108 mil 41 unidades.

Las autoridades señalaron que se aumentó el número de concesiones porque había viajes que se necesitaban realizar en taxis y no se contaba con las unidades adecuadas; es decir, no había un sobreoferta.

En la administración de Miguel Ángel Mancera hay estimaciones oficiales de que 40 mil unidades ilegales podrían ser regularizadas. Aunque todavía se discute.

Los servicio de transporte ilegales han obtenido placas a través de los planes de regularización, que en todos los casos tenían previsto que se eliminen la clonación de placas, la presentación de documentación apócrifo, el coyotaje y todas las irregularidades que se daban en torno a ese servicio.

Incluso, para obtener las concesiones, el gobierno tuvo que publicar en la Gaceta Oficial los lineamientos, así como una declaratoria de necesidad para el otorgamiento de concesiones para la prestación de servicio público de transporte de pasajeros individual (taxi).

El secretario de Movilidad, Rufino H. León, aseguró en entrevista que han hecho estudios y que las unidades que actualmente prestan servicio (incluidas las de las empresas con app y los ilegales) cubren una demanda necesaria de movilidad en la ciudad.

Los taxis sirven para realizar cerca de un millón 500 mil usuarios al día y generan alrededor de 350 mil empleos directos e indirectos.

Según estudios oficiales de origen destino, a los que MILENIO tuvo acceso, 40 por ciento de los usuarios utiliza el taxi para viajar a su casa, otro 40 por ciento para ir al trabajo 10 por ciento para ir a estudiar y los restantes para diversas actividades.

Discutirán plataformas móviles

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) discutirá el próximo jueves el impacto de los servicios de transporte de personas por medio de plataformas móviles, como los que ofrecen las empresas Uber y Cabify.

La agenda abordará la "presentación, discusión, y en su caso aprobación de la opinión sobre el impacto de los servicios de transporte de personas por medio de plataformas móviles, que permiten intercambios entre particulares en el proceso de libre concurrencia y competencia económica".




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]