Pide diputada mayor difusión de salud sexual entre jóvenes del DF

Dinorah Pizano plantea continuar con el programa de bebés electrónicos, entre otras medidas, ante el incremento de embarazos entre adolescentes capitalinas.
Asegura que ya se está trabajando en este tema.
Debe haber continuidad en el programa de bebés electrónicos en el Distrito Federal, a fin de concientizar a jóvenes sobre un posible embarazo, planteó la diputada local Dinorah Pizano. (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

Ante el incremento de embarazos en adolescentes en el Distrito Federal, la diputada local Dinorah Pizano llamó a las autoridades correspondientes a incrementar las campañas de difusión de salud sexual y dar continuidad al programa de bebes electrónicos, conocido como Real Care Baby.

A través de un comunicado, la asambleísta del PRD solicitó que haya reparto de condones en escuelas secundarias y de nivel medio superior, con el objetivo de concientizar a menores de edad de la responsabilidad que significa ser padres y los riesgos que enfrentan al iniciar una vida sexual activa sin información adecuada, además de dar más impulso al programa de Real Care Baby.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, la tendencia de embarazos en adolescentes ha ido a la alza en México, ya que en el 2005 la tasa era de 30 embarazos por cada mil mujeres, mientras que en el 2011 pasó a 37 embarazos, detalló la funcionaria.

Recientemente la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar, informó que solo en Iztapalapa se estima que de 472 mil 105 mujeres adolescentes, 37 mil 769 son madres o están embarazadas.

Ante las cifras, la diputada local sostuvo que los embarazos en adolescentes son un problema de salud pública que debe atenderse inmediatamente.

Recordó que una manera que dio buenos resultados, incluso en el Distrito Federal, fue la experiencia de cuidar un bebé durante un fin de semana. Gracias a los Real Care Baby que existen en la Secretaría de Educación, en algunos casos se logró alertar no solo a estudiantes, sino también a sus padres.

En 2011, en México había 24 millones de jóvenes y según el Consejo Nacional de Población, el promedio del inicio de su vida sexual era de 17 años con seis meses; sin embargo, la edad en que los menores inician su vida sexual actualmente ha disminuido.

Cifras del Inegi indican que la población femenina de 12 a 19 años de edad que declaró tener al menos un hijo nacido vivo fue de 34 mil 621en el Distrito Federal, es decir, 6.2 por ciento de la población adolescente del DF.

A través de un punto de acuerdo, la legisladora perredista planteará a la Secretaría de Educación dar continuidad al programa con bebes electrónicos, y analizar la posibilidad de impulsar “embarazaos virtuales”, mediante los cuales se coloca a las jóvenes arnés delantero que simula el peso y volumen de un bebé en el vientre materno.