Es tiempo de recoger flechas y lanzas en tribunal: Elías Azar

El magistrado Édgar Elías Azar inicia un tercer periodo al frente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, el cual concluirá en 2018, diez años después de que asumió por vez primera.

Ciudad de México

El magistrado Édgar Elías Azar rindió protesta como presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal por un tercer periodo, de 2016 a 2018, responsabilidad que ha tenido desde 2008.

A la ceremonia presidida por el magistrado Sabino Mario Huitrón, asistieron el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, funcionarios de la administración capitalina, así como el presidente de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Leonel Luna, y otros diputados locales, entre otros.

Esta segunda reelección del magistrado presidente del TSJDF tuvo cuatro impugnaciones, las cuales no prosperaron.

Elías Azar aseguró que las puertas de ese tribunal nunca se abrirán para partidizar las decisiones soberanas que tome el pleno de magistrados.

Durante la sesión en la que rindió protesta, recordó que ese cuerpo colegiado es soberano y autónomo, que solo se somete a los principios de la ley y de la Constitución.

Llamó a los magistrados a cumplir sus funciones juntos, a cabalidad y sin distracciones, a dejar atrás resabios y querellas; “es momento de trabajar cada día con fuerza, con decisión y con voluntad conjunta”, en las nuevas rutas que la Ciudad de México y la justicia demandan.

Respecto a su elección como presidente del TSJDF, recordó que lo “hemos resuelto soberanamente aquí en este pleno, sin injerencias extrañas que mucho perturbarían nuestra autonomía y soberanía como poder del Estado”.

Elías Azar explicó que “se trataba de elegir a un primero entre pares y no otra cosa, y a eso dedicamos en su hora nuestros empeños. Hoy, resueltos los pormenores del caso, vemos el porvenir y los exhorto a todos, comunidad, a que sigamos adelante viendo siempre hacia arriba”.

Invitó también a quienes piensen que “aún hay flechas en el supuesto campo de batalla” a comprender que no están en una lucha y que en todo caso “es tiempo de recoger flechas y lanzas y ponernos a trabajar todos juntos y a un tiempo”.

Resaltó que fue de manera democrática que en las sesiones de los días 29 y 30 de septiembre del año pasado se aceptaron, a través del voto mayoritario y en ocasiones unánimemente, las bases del procedimiento de elección y los criterios de elegibilidad de los candidatos.

“Fue de esa manera y no de otra que en el pleno del 12 de octubre de 2015 se aceptó la candidatura a la presidencia de este tribunal de tres magistrados integrantes de este pleno, y este pleno de magistrados ejerció su soberanía y su independencia al elegirme como presidente de esta casa de justicia en el pleno del 4 de noviembre”, abundó.

“Somos un colegio de magistrados que en pleno sabemos asumir nuestras decisiones y hacerlas cumplir (...) un tribunal de integración plural; tenemos, guardamos y respetamos cada visión de la vida y opiniones diversas, y en esa diversidad se encuentra nuestra fortaleza y se encuentra nuestra cohesión”, añadió.

Elías Azar enfatizó que como cuerpo colegiado soberano y autónomo, ese tribunal enfrenta un reto mayúsculo y sin precedentes, como es la aplicación de las muy costosas reformas constitucionales que exigen unidad, coherencia, compromiso y altura de miras.

En específico, dijo, se requiere la consolidación de la reforma de justicia, lo que es un deber insoslayable y obligado en esta etapa final, pues a mediados de 2016 todo habrá de estar listo y dispuesto en términos constitucionales y legales para su plena aplicación.

El país ya no quiere más jueces que se sepan los códigos de memoria, sino que estén preparados para interpretar y comprender la ley con conciencia judicial, comprometidos con los derechos humanos, la independencia y la autonomía judicial, agregó el presidente del TSJDF.

Elías Azar nació en Acapulco, Guerrero, el 7 de agosto de 1946 y es licenciado en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México. Tiene maestría en Contratos Civiles y es doctor en derecho por la Universidad Iberoamericana.

Tiene 50 años desde que inició su carrera en el tribunal. Comenzó como intendente, fue "archivista transitorio del archivo judicial, taquígrafo, secretario del ramo penal en el Juzgado Primero Mixto de Paz", según una semblanza curricular publicada por el Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Distrito Federal.

Hasta 1969 fue designado juez de Paz de Cuautepec Barrio Bajo. Después fungió como juez décimo quinto de Paz del Partido Judicial de México Distrito Federal, juez noveno de lo Civil y magistrado de la Primera Sala Civil de 2003 al 2007.

También ha sido académico y catedrático de las universidades Americana de Acapulco, Anáhuac del Sur, Iberoamericana, ITAM, Escuela Libre de Derecho e Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

Édgar Elías Azar ha publicado libros y escrito para revistas.