Tienen Ecoguardas índice de cero corrupción: Sedema

El programa de Ecoguardas, que son patrullas ecológicas que detienen a vehículos contaminantes, tiene índice cero de corrupción, afirmó la secretaria del Medio Ambiente del DF, Tanya Müller.
Tania Müller, secretaria de Medio Ambiente del Distrito Federal
Tania Müller, secretaria de Medio Ambiente del Distrito Federal (Notimex)

Ciudad de México

Tras cumplir cerca de 12 años, los Ecoguardas son el programa con índice cero de corrupción en lo referente a la supervisión de vehículos contaminantes, pues han sido capacitados en diferentes áreas, señaló la secretaria del Medio Ambiente del DF, Tanya Müller.

Los Ecoguardas son un grupo de 10 unidades que dependen de la Secretaria del Medio Ambiente del Distrito Federal y se encargan de la vigilancia ambiental de los vehículos visiblemente contaminantes o que no realizaron la verificación vehicular obligatoria, por lo que fueron sometidos a cursos de trato al ciudadano y de confianza.

"El programa de verificación vehicular ha tenido buenos resultados, se hizo una mayor capacitación de quienes operan el programa en campo, y no sólo es un buen trato hacía el ciudadano, sino también en todo lo que implica una acción de cero corrupción", expuso.

"Los tenemos de manera itinerante y han dado muy buenos resultados. Tenemos el objetivo de aumentar la planta del programa de verificación vehicular, pero los resultados son favorables porque están por toda la ciudad. Tenemos presencia y la ciudadanía debe estar consciente de que hay una vigilancia y que eso sea un incentivo para que puedan cumplir con su responsabilidad y obligación que es la verificación vehicular", dijo.

La Secretaría del Medio Ambiente ha aumentado las acciones de los Ecoguardas con el endurecimiento del programa de verificación vehicular a partir del 1 de junio.

En entrevista, Müller indicó que los Ecoguardas son las patrullas ecológicas que están por toda la ciudad y detienen los vehículos que emiten humo negro y azul, pues emiten contaminantes más allá de los índices permitidos.

Los Ecoguardas tienen un protocolo de actuación, que inicia con observar un vehículo contaminante, después lo detienen y en caso de comprobar que contamina y que no tiene sus papeles en orden lo sancionan con el retiro de una placa de circulación.

El automovilista deberá pagar la multa equivalente a mil 600 pesos y además realizar la verificación en cualquiera de los 81 establecimientos, para poder recuperar su lámina y poder circular en la ciudad.

La inspección que realizan es de dos maneras: visual, cuando el vehículo es ostensiblemente contaminante, porque emite humo negro o azul. También se realiza la prueba a través de un sensor remoto, y con base en eso se revisan las emisiones y que además cumplan con la documentación de la verificación.

"En la mayoría de los casos esos vehículos que se detienen no han cumplido con la verificación vehicular, y al ser sancionados tiene que pagar su multa para recuperar sus documentos", explicó.

"Les hemos dado una capacitación adecuada, y eso también nos ha permitido que las verificaciones aumenten, el rendimiento del personas; el óptimo, porque la ciudadanía sabe que estamos en campo", dijo.

El dinero de las multas llega a la Tesorería del Distrito Federal, pues no es considerado como autogenerado.

Los elementos de la Policía de Tránsito, de la Secretaría de Seguridad Pública del DF, ya no tienen facultades para multar a un vehículo contaminante con la remisión al corralón, pues ahora tiene que sancionarlos solamente de manera económica.