Disminuye GDF obesidad en comedores públicos

El gobierno capitalino aplicó el programa sin azúcar y menos sal, con el que han logrado disminuir los índices de sobrepeso.

Ciudad de México

Manuel, de tan sólo 10 años de edad, sufre sobrepeso. Él y su familia son de escasos recursos y por eso acuden diariamente al Comedor Público de Iztapalapa., donde reciben alimentos gratuitos. Ahí desde mayo ha logrado perder un kilo, pues el Gobierno capitalino puso en marcha un programa piloto con alimentos libres de azúcar y con menos sal.

La Secretaría de Desarrollo Social del DF realizó, a principios de mayo, en muestreo con los asistentes a los 60 comedores públicos y detectó que el 51.1 por ciento padecía sobrepeso u obesidad, por lo que decidió aplicar un programa para mejorar los niveles nutricionales de los alimentos.

Entonces, se establecieron recomendaciones nutricionales y de prevención de sobrepesos y obesidad, que en los comedores comunitarios atienen al pie de la letra, y que beneficiaron, entre otros, a Manuel.

Los primeros resultados del estudio arrojaron que al mes de agosto disminuyeron los índices de personas con sobrepeso y obesidad registrados en un inicio, al pasar a 48.2 por ciento; es decir, 2.9 puntos porcentuales menos, en el mes de agosto.

Rosa Icela Rodríguez, Secretaria de Desarrollo Social del DF, indicó que ofrecer alimento nutritivo sin costo a la población es un compromiso del Gobierno de la Ciudad de México.

“Hemos concretado la distribución diaria de 11 mil comidas completas gratuitas con alto valor alimenticio entre población de escasos recursos”, indicó la funcionaria.

“El consumo de alimentos sanos y nutritivos debe permitir a la población cubrir entre el 20 y 30% del requerimiento nutricional diario, por eso se decidió medir el impacto que ha tenido la dotación de alimento gratuito preparado y distribuido por personal del Instituto de Asistencia e Integración Social, a través de una evaluación alimenticia y nutricional de una muestra representativa de la población beneficiaria de los comedores públicos”.

La medición, la hicieron expertos, indicó Rodríguez, se hizo con la finalidad de identificar y brindar seguimiento en la población beneficiaria de ese programa en prevalencia y orientación nutricional, factores de riesgo y problemas carenciales.

“Como resultado de esta evaluación se reestructuraron los menús para lograr contenidos con mayor valor nutritivo a los beneficiarios, se suprimió el azúcar y se minimizaron los niveles de sal”, añadió.

Según el estudio realizado por Desarrollo Social, la población vulnerable que asiste diariamente a los comedores puede obtener como mínimo 30 por ciento de su requerimiento diario del aporte calórico.

Rubén Fuentes, director del Iasis, señaló que al 30 de septiembre de este año, con un presupuesto de 57 millones 646 mil 605 pesos, se han servido 2 millones mil 848 raciones de alimento nutritivo de manera gratuita.

El funcionario estimó que al finalizar el año se alcance la meta de 2 millones 700 mil comidas completas distribuidas sin costo entre la población de escasos recursos de la capital.