Desempleo es mayor en niveles educativos altos: UAM

El jefe de la Oficina de egresados de la Rectoría General dijo que debido a la falta de empleos de calidad profesional existe un desequilibrio en la oferta y la demanda de profesionistas.
México entre los cuatro países de la OCDE con menos desempleo
(Especial )

Ciudad de México

Las tasas más altas de desempleo en el país se encuentran entre quienes tienen niveles de educación más altos, aseguró Edgar Suárez Sánchez, jefe de la Oficina de Egresados de la Rectoría General de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

“La tasa de desempleo en el segmento de los jóvenes egresados de Instituciones de Educación Superior es de 14.5 por ciento, en tanto que la tasa general es de 5.1 por ciento de la población económicamente activa”.

Suárez Sánchez explicó que cada año 430 mil egresados del Sistema de Educación Superior del país buscan integrarse al mercado laboral, pero debido a la falta de empleos de calidad profesional se ha generado un desequilibrio en la oferta y la demanda de profesionistas que ha originado que las tasas de desempleo se encuentren en los niveles educativos más altos.

“Cinco de cada diez egresados de las universidades mexicanas tienen un empleo; y que en el caso de la UAM la cifra aumenta a ocho de cada diez, en un ámbito relacionado con su profesión”, señaló Edgar Suárez, durante la charla Las competencias que demanda el mercado laboral en el marco del 16vo. Ciclo de Conferencias y Talleres Laborales, realizada en la Unidad Iztapalapa.              

El jefe de la Oficina de Egresados de la UAM, indicó que encuestas realizadas a empresarios y ejecutivos de alto nivel en grandes y medianas empresas mexicanas, se observó que si bien el conocimiento técnico es importante, “la competencia por el puesto de trabajo pasa a otro nivel”, como la capacidad de trabajo en equipo, conocimiento técnico y deseo de superación, ser creativo y con iniciativa.

Agregó que otros aspectos que los empleadores toman en cuenta son el esfuerzo y acometimiento: “Hacer más de lo que se espera de nosotros, siempre podemos hacer las cosas un poco mejor que antes”. El respeto a las reglas e indicaciones: “sin excusas, sin culpar, sin evadir responsabilidades, sin argumentar desconocimiento”.

El funcionario agregó que el respeto a los demás es básico, así no mentir, no robar, no engañar, no perder el tiempo, no utilizar los recursos de la empresa para provecho personal.

De acuerdo con Suárez Sánchez, un estudio realizado por el portal de empleo Bumeran en 2012 señala que 42 por ciento de los reclutadores revisan los perfiles de los postulantes en redes sociales para obtener mayor información y complementar lo que miran en sus curriculum vitae. “Si bien un perfil en una red social no determina al postulante, sí lo puede hacer la impresión que los reclutadores puedan obtener de éste”.