Delgado: nada atora la reforma política del DF

El único riesgo visible es la falta de voluntad política, pero “soy optimista”, dice; puede aprobarse mañana o antes de que termine el periodo ordinario.
El presidente de la Comisión del DF en el Senado.
El presidente de la Comisión del DF en el Senado. (Juan Carlos Bautista)

México

El presidente de la Comisión del Distrito Federal del Senado, el perredista Mario Delgado, detalló la ruta para aprobar la reforma política capitalina, que puede aprobarse mañana antes de que termine el periodo ordinario, y afirmó que "ya no hay tema que la atore".

Indicó que las comisiones dictaminadoras están citadas hoy a las 15 horas con la intención de que se suba al pleno en la sesión prevista para este día en primera lectura y finalmente sea aprobada en la sesión de clausura de mañana.

"Temas de fondo que dividan y que pongan en riesgo la reforma no hay. Lo único es la falta de voluntad política, y ahí te diría que soy más optimista, porque he visto la actitud de los partidos de dar luz verde a la reforma, no es la reforma de un partido, es para la ciudad y sus habitantes, y de ello se hacen cargo todas las fuerzas políticas", comentó en conferencia de prensa.

Delgado señaló que los temas más controversiales como la autonomía de recursos y el estado 32 están superados, pues en el primero se acordó que el DF tenga autonomía en la aprobación de su presupuesto anual.

El perredista reconoció que hay dos temas en los que existe diferencia entre las bancadas: atribuciones de las alcaldías e integración del congreso constituyente, pero ambos casos, explicó, se pueden debatir en el pleno "y que la mayoría decida".

Aceptó también que el año pasado parecía que habían condiciones para aprobarla y de última hora no se lograron los acuerdos.

Pero confió que este fin de año sea diferente y se avance en la que calificó de "una buena reforma para la ciudad.

"Va a lograr la ciudad tener por fin su autonomía, va a ser una entidad federativa, con la consideración de ser la capital de la República y sede de los poderes federales.

"La Asamblea Legislativa será un Congreso local que podrá formar parte del Constituyente, es decir, cuando se reforme la Constitución los habitantes de
la Ciudad de México van a opinar a través de su órgano representativo, que será su Congreso local".

Detalló que el Poder Judicial tendrá las mismas atribuciones que su par en los estados; al igual que el Ejecutivo, tendrá plenas facultades y capacidades como la tienen los gobernadores.

También, detalló, se reconoce la condición de capitalidad, lo cual es un avance importante para establecer fondos, pues reconocen el costo de la ciudad por ser la capital de República.

Las delegaciones pasarían a ser alcaldías con sus respectivos cabildos, pero se mantendrá el mando único de la policía a cargo del Gobierno del DF, junto con otros aspectos que seguirán centralizados.