Delegados piden facultad para regular el transporte

El Instituto de Verificación Administrativa “está rebasado”, consideran, y afirman tener más posibilidades para controlar las bases de micros y taxis, así como unidades pirata.
Las unidades hacen paraderos clandestinos sobre zonas donde está prohibido estacionarse.
Las unidades hacen paraderos clandestinos sobre zonas donde está prohibido estacionarse. (Jorge Carballo)

México

Los 16 jefes delegacionales solicitaron que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal les otorgue mayores facultades para verificar la operación del transporte público porque las labores que realiza el Instituto de Verificación Administrativa están rebasadas, lo que propicia la proliferación de unidades irregulares.

La solicitud se planteó ayer durante la reunión de gabinete con los 16 jefes delegacionales, donde se acordó un encuentro con asambleístas para enviar sus propuestas.

Leonel Luna, jefe delegacional en Álvaro Obregón, dijo: "Nos parece que el Invea no está haciendo bien su trabajo, nos parece que fue un error que se hiciera cargo de la verificación del transporte público en la ciudad, porque está rebasado.

"Las solicitudes y las demandas de verificación que hemos hecho al Invea, en términos de verificación de autobuses y taxis pirata, no se cumplen", dijo.

Señaló que su propuesta es que las delegaciones tengan facultades para verificar, sobre todo las bases y las rutas de transporte, y que las concesiones queden en manos de la Secretaría de Movilidad.

Incluso, se prevé que sean las delegaciones las que tengan facultades para autorizar las bases de transporte, porque hay una proliferación indiscriminada de paraderos, en los que opera el transporte irregular.

Dicha propuesta fue presentada por Luna durante la reunión de gabinete con los 16 jefes delegacionales. El delegado refirió que tuvo una reunión con varios jefes delegacionales para presentar su solicitud formal, sobre todo por el auge del transporte pirata, que solo se presentaba en la periferia de la ciudad, pero que ahora están en todo el territorio.

En Álvaro Obregón el transporte irregular se encuentra en San Ángel, San Bartolo, Desierto de los Leones, Santa Fe.

Las bases donde opera el transporte irregular, dijo Luna, fueron autorizadas por la Semovi, antes Secretaría de Transportes, y lo cierto es que son verificadas directamente por el Invea.

Además, en la propuesta se plantea que los jefes delegacionales puedan tener autoridad en la Policía de Tránsito.

MILENIO dio a conocer que en la ciudad hay más de 25 mil unidades de transporte irregular, entre taxis, unidades ejecutivas y microbuses que operan, incluso, en el nuevo corredor Chapultepec-Palmas que fue inaugurado hace una semana.