Deben cambiarse 8 mil km de tuberías primarias

En la Ciudad de México hay 26 mil kilómetros que llevan agua potable y que sirven para el drenaje; la gran mayoría tiene una vida útil por arriba de los 50 años, dice el director del Sistema de ...
La Secretaría de Obras del Distrito Federal informó que concluyeron los trabajos de “cuadreo” en la zona del socavón.
La Secretaría de Obras del Distrito Federal informó que concluyeron los trabajos de “cuadreo” en la zona del socavón. (Javier García)

México

En la Ciudad de México hay cerca de 8 mil kilómetros de tuberías primarias que requieren ser sustituidas, para evitar fugas como la ocurrida el miércoles pasado en Periférico, lo que provocó un socavón.

Ramón Aguirre, director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, señaló que en la capital hay 26 mil kilómetros de tuberías de agua y drenaje y la gran mayoría tiene una vida útil arriba de los 50 años.

Entonces, indicó en entrevista, de ese universo es necesario cambiar cerca de 30 por ciento, no toda, pero se aseguraría un adecuado funcionamiento de la red.

De no realizarse los trabajos estarán en riesgo la sustentabilidad de la ciudad, el abastecimiento y los niveles de servicio.

"Es un tema que va mucho más allá de la simple reparación de una fuga, tiene que ver con que se cuente con los recursos hidráulicos para poder dar un servicio a la población".

También señaló que la sustitución de los 8 mil kilómetros de red de tubería primaria y de drenaje no se puede hacer en un año ni en dos, por lo que se lleva a cabo un plan integral para ese cambio en máximo 25 años.

"Con esa sustitución se evitarían problemas como los ocurridos recientemente y además para terminar con las fugas que se tienen en la ciudad, que sólo se pueden resolver cambiando las tuberías", señaló Aguirre.

Las pérdidas por fugas en la red de agua potable en el Distrito Federal se estiman en 35 por ciento, por ello son necesarias acciones que permitan reducir ese índice, mejorar el servicio y garantizar el abastecimiento.

El Gobierno del Distrito Federal tiene una expectativa de que cada año se cambien tuberías y que a partir de 2015 sea de 400 kilómetros por año.

Para este 2014, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México tiene previsto reemplazar 100 kilómetros de red, pero se tiene que cuadruplicar esa situación.

La inversión este año para la sustitución de la tubería es de 150 millones de pesos, indicó Aguirre.

"Ese proyecto de cambio no se puede dar en el corto plazo, porque son inversiones muy altas y además son muchas molestias para la ciudadanía, se tiene que hacer bajo un plan estratégico e ir cambiando lo más afectado e ir sustituyendo los tubos que llegan a fallar y que generan mayores problemas en la ciudad, como es el caso de lo que ocurrió el miércoles pasado", añadió el titular del SACM.

"Se están haciendo todos los planes para que a partir del próximo se hagan más de 400, y buscar acelerar los primeros años del doctor Mancera para poder cambiar aproximadamente 4 mil kilómetros, sacando las partes más afectadas", expuso.

Aguirre manifestó que las tuberías que requieren ser sustituidas se encuentran en toda la ciudad, pues no hay un punto donde se concentren.

La Ciudad de México cuenta con un proyecto denominado Programa de Gestión Integral de los Recursos Hídricos, el cual contempla más de 2 mil 200 acciones y una inversión total de 166 mil millones, a realizarse en 25 años, en el que se incluye agua, drenaje y reposición de infraestructura.

Este año la inversión del SACM es de 2 mil millones de pesos.

Aunque las inversiones en aguas se necesitan cuadruplicar, el presupuesto es insuficiente par avanzar de manera efectiva contra el grado de deterioro que se va acumulando en la infraestructura.

En tanto, la Secretaría de Obras del DF informó que concluyeron los trabajos de "cuadreo" en la zona del socavón abierto por la fuga de agua en Periférico Norte, a la altura de Legaria.

"Anoche, derivado del compromiso de abrir la vialidad a las cinco de la mañana, se pudo realizar con éxito el relleno y asfaltado del socavón", señaló la dependencia.

Los trabajos duraron aproximadamente tres horas y se emplearon siete toneladas de mezcla asfáltica.