Mendoza, sin pruebas de grupo de extorsión

El ex vocero del PRD tuvo que ratificar su declaración ante el MP en el sentido de que jamás infirió, imputó o señaló a nadie; dirigentes del MESI acusan que hay un interés político.

Ciudad de México

El ex secretario de Comunicación Social del PRD en el Distrito Federal, David Mendoza, no tuvo pruebas para sostener las acusaciones que en días pasados hizo contra militantes de su propio partido, a quienes señaló de estar ligados a presuntos extorsionadores en la delegación Iztapalapa.

El ahora ex vocero renunció a su cargo el sábado pasado, pero fue citado a declarar ayer por la tarde noche ante la agencia del Ministerio Público Iztapalapa 6, donde ratificó lo dicho en un desplegado periodístico que se publicó ayer donde afirma: "Jamás inferí, imputé, culpé, señalé o acusé" a nadie.

Dijo que nunca hubo una imputación directa de cometer algún delito "a ninguna organización, corriente, expresión, persona o dirigente del PRD del Distrito Federal".

En su declaración ministerial insistió en que jamás mencionó a integrantes o simpatizantes "del Movimiento de Equidad Social de Izquierda (MESI) ni tampoco a sus dirigentes: Dione Anguiano Flores, Alfredo Hernández Raigosa y Karen Quiroga Anguiano". Ante ello, el Ministerio Público en turno dio por cerrado el caso.

En entrevista con el presidente el PRD en el DF, Raúl Flores, dijo que Mendoza "cometió excesos que impedían su permanencia en el Comité Directivo", y aclaró que su dimisión "fue voluntaria".

La acusación que Mendoza hizo fue un detonante para su renuncia, subrayó el líder perredista local.

"No presentó ni tiene pruebas sobre los hechos y no se pueden hacer acusaciones a la ligera".

El viernes Mendoza dijo que había un grupo que realizaba extorsiones, por lo que Flores aclaró que es un asunto que revisa la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

Al ser un hecho público, la PGJDF tomó conocimiento y valoró emprender acción vía oficio, porque la ciudad se ha mantenido al margen de estos escándalos de delincuencia organizada.

El jefe de Gobierno señaló que en cualquier acto sobre el tema se va a interesar y entiendo que los integrantes de la organización a la que pertenece David Mendoza habían presentado también una denuncia".

LA ACUSACIÓN

En días pasados el ex funcionario del PRD acusó que comerciantes de la zona de Cabeza de Juárez, en Iztapalapa, eran víctimas de extorsionadores que les pedían dinero, bajo el argumento de que "ese territorio era suyo, porque lo habían ganado en las elecciones (internas del PRD) del pasado 7 de septiembre...".

En dicho proceso, 51 por ciento de los votos fueron obtenidos por la corriente MESI del PRD, a la que pertenecen la diputada local Dione Anguiano y Alfredo Hernández Raigoza.

Es decir, el supuesto argumento de los extorsionadores apunta a la diputada local y al titular de la Procuraduría Social del Distrito Federal.

En entrevista, la legisladora Anguiano señaló que después de 10 días de que Mendoza hiciera públicos esos señalamientos no presentó prueba alguna ante el Ministerio Público.

Aseguró que lo dicho por Mendoza "persigue intereses políticos antes de que se venga el proceso de selección en el PRD: usa la presión para obtener alguna candidatura".

Anguiano dijo que las acusaciones de Mendoza "son irresponsables y afectan mi reputación, mi buen nombre y una trayectoria limpia de 27 años de trabajo social y político en Iztapalapa".

Los señalamientos del ex vocero del PRD me afectaron pues "no tiene pruebas; y además dañaron al partido".

Antes de que el Misterio Público en Iztapalapa decidiera cerrar el caso, la legisladora afirmó: "Quien acusa está obligado a probar, y en este caso no se ha probado ni demostrado nada; pero sí se está afectando mi persona y eso me parece grave".

Al respecto, el jefe delegacional en Iztapalapa, Jesús Valencia, afirmó que los habitantes de la demarcación se pueden sentir seguros, pues las autoridades de la demarcación están en la disposición de colaborar para deslindar responsabilidades.