El DF, segunda ciudad más congestionada del mundo

En el Distrito Federal los peores momentos para la conducción fueron los martes y los miércoles (ambos con 96 por ciento), seguidos por los jueves y los viernes (con 94 por ciento), por la mañana.
Una vista aérea del Palacio de Bellas Artes y la Alameda Central en la Ciudad de México.
Una vista aérea del Palacio de Bellas Artes y la Alameda Central en la Ciudad de México. (Shutterstock)

Ciudad de México

La Ciudad de México fue la segunda ciudad con el peor tráfico del mundo en 2014, tan solo por debajo de Estambul, Turquía, según el estudio Traffic Index.

La urbe registró una congestión media en sus calles y autopistas de 55 por ciento, tres puntos por debajo de Estambul, y es la única ciudad del país en aparecer en la lista de la empresa de sistemas de navegación por GPS, TomTom.

En un viaje de 30 minutos, un conductor pierde 29 minutos al día por retrasos. Al año, la cifra alcanzó 110 horas perdidas, de acuerdo con el quinto informe anual de la compañía holandesa.

En el Distrito Federal los peores momentos para la conducción fueron los martes y los miércoles (ambos con 96 por ciento), seguidos por los jueves y los viernes (con 94 por ciento), por la mañana.

Los viernes por la tarde fueron los días más complicados con un índice de congestión de 96 por ciento por la mañana y 103 por la tarde.

Además, el Traffic Index reveló que el 10 de octubre de 2014 fue la fecha en el que se registró la mayor congestión en toda la ciudad.

"Los altos niveles de congestión se deben al formato tradicional de semana laboral, que no deja a la gente otra opción que encontrarse al mismo tiempo en este sistema", explicó TomTom en un comunicado.

A la Ciudad de México le siguieron Río de Janeiro y Moscú, con 51% y 50% respectivamente, mientras que Salvador (46%) y Recife (45%), también en Brasil, ocuparon el quinto y el sexto puesto de la lista global.

Por el contrario, Birmingham (14%), Indianápolis (13%), Cleveland (12%), Richmond (11%) y Kansas (11%), todas en Estados Unidos, fueron las cinco ciudades con los niveles más bajos.