Aplicable, expulsión de Cuauhtémoc Gutiérrez aun sin delito: PRI

La presidenta de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI, Italy Ciani Sotomayor, dijo que el líder local con licencia tendrá audiencia de pruebas y alegatos el 30 de junio.
Italy Ciani Sotomayor, presidenta de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI.
Italy Ciani Sotomayor, presidenta de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI. (Tomada de Facebook)

Ciudad de México

La presidenta de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI, Italy Ciani Sotomayor, dijo que Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, dirigente con licencia de ese partido en el Distrito Federal, el próximo 30 de junio tendrá audiencia de pruebas y alegatos en el procedimiento de expulsión partidista que se le sigue.

Entrevistada en el Senado, dijo que independientemente de la responsabilidad o no de encabezar una red de prostitución, de lo cual se acusa a Cuauhtémoc Gutiérrez, los estatutos partidistas prevén la procedencia de expulsión de un militante, por menoscabo patrimonial, por atentar contra la unidad ideológica del partido e incurrir en faltas de probidad en el ejercicio de sus funciones encomendadas.

“En caso de que hubiera un delito, evidentemente sería un elemento que tendría que considerar la comisión para la sanción partidista. En caso de que no hubiera un delito y así lo determinara la Procuraduría del Distrito Federal, eso no impediría que en el caso de las sanciones partidistas hubiera una responsabilidad”, planteó.

Ciani Sotomayor aseguró que la comisión que preside está “blindada” de presiones sobre el asunto y que a Gutiérrez de la Torre se le pueden fincar responsabilidades previstas en el Artículo 227 de los estatutos.

Dicho artículo establece que la expulsión procede por alguna de las causas siguientes:

I. Atentar, de manera grave, contra la unidad ideológica, programática y organizativa del partido;

II. Sostener y propagar principios contrarios a los contenidos en los documentos básicos;

III. Realizar acciones políticas contrarias a los documentos básicos o a los lineamientos concretos de los órganos competentes del partido;

IV. Realizar actos de desprestigio de las candidaturas sostenidas por el partido u obstaculizar las campañas respectivas. Llevar a cabo actos similares respecto de los dirigentes o sus funciones, u otros que atenten en contra de la integridad moral o la vida privada de candidatos o dirigentes, funcionarios o representantes populares priístas;

V. Difundir ideas o realizar actos con la pretensión de provocar divisiones en el partido;

VI. Solidarizarse con la acción política de partidos o asociaciones políticas antagónicas al partido;

VII. Promueva y apoye actos de proselitismo de candidatos de otros partidos;

VIII. Proceder con indisciplina grave, en relación con las determinaciones de las asambleas y demás órganos del partido;

IX. Enajenar o adjudicarse indebidamente bienes o fondos del partido;

X. Cometer faltas de probidad o delitos en el ejercicio de las funciones públicas que se tengan encomendadas; y

XI. Presentar de manera dolosa, una denuncia con hechos infundados ante los órganos disciplinarios a que se refiere este capítulo.