Cruzada antihambre en el DF, 'electorera', acusan

Los titulares de Álvaro Obregón, Cuauhtémoc e Iztapalapa dicen que no se han reunido con la secretaria de Desarrollo Social.

Ciudad de México

El arranque de la Cruzada Nacional contra el Hambre en la delegación Cuajimalpa es un mensaje político a favor del PRI, coincidieron los delegados perredistas de Álvaro Obregón, Cuauhtémoc e Iztapalapa.

En entrevista con MILENIO, explicaron que desconocen la forma en que está trabajando la Federación en la capital, porque en ningún momento han tenido una reunión formal con la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles.

En tanto, la vicepresidenta de la mesa directiva en la Cámara de Diputados, Aleida Alavez, dijo que la aplicación en el Distrito Federal de la cruzada es la más clara muestra de que el  PRI pretende recuperar terreno electoral en la capital.

Señaló que se trata de un programa electorero, por lo que le exigió al gobierno federal no lucrar con el hambre de los capitalinos, y en todo caso apoyar con los recursos del programa a las iniciativas en la materia que ya aplica el Gobierno capitalino.

Por su parte, el delegado en Iztapalapa, Jesús Valencia, dijo que la cruzada en el DF no tiene “ni pies ni cabeza” y la muestra es que Cuajimalpa ni siquiera estaba contemplada en los polígonos urgentes de atención.

“Lo hacen con alevosía y ventaja, es un mensaje claro a los habitantes de la ciudad, hacia los gobiernos, de tal manera que no tiene nada de ingenuo ni Rosario Robles ni Rubalcaba ni el delegado de Sedesol. Esperemos que no, pero todo el mensaje que manda y todo lo que hacen en el evento pareciera  que es un mensaje político”, dijo. 

El jueves pasado, Robles inició la cruzada en la delegación Cuajimalpa, gobernada por el PRI.

Asimismo, Alejandro Fernández, titular en Cuauhtémoc, dijo que se envía un mensaje equivocado, porque Cuajimalpa está ligado al partido que gobierna el país, y lamentó que el único acercamiento de Sedesol con las delegaciones sea a través de los medios de comunicación.

Finalmente, el delegado en Álvaro Obregón, Leonel Luna, lamentó el trato inequitativo a los ciudadanos de escasos recursos y el “trato clientelar” que se les da desde la Federación.