La Cruz Roja usará "tablets" para actuar mejor en catástrofes

Los dispositivos contarán con un programa desarrollado por voluntarios que, además de ser ingenieros en sistemas, son paramédicos, por lo que conocen las necesidades del "software".
Fernando Suinaga, presidente nacional del organismo altruista, anunció que este año quieren recaudar 345 millones de pesos.
Fernando Suinaga, presidente nacional del organismo altruista, anunció que este año quieren recaudar 345 millones de pesos. (Javier Ríos)

México

La Cruz Roja Mexicana (CRM) modernizará con tablets su sistema de comunicación para planear en segundos la estrategia que implementará en una catástrofe, a fin de desplazar las ambulancias y los paramédicos mejores para cada situación, informó Fernando Suinaga, presidente nacional del organismo.

“Se está creando esa plataforma, a partir del sistema de planificación ERP (Enterprise Resource Planning), que nos va a permitir obtener la información en línea, al momento, en las 536 delegaciones del país”, señaló Suinaga en entrevista.

Con el eslogan “Juntos salvemos vidas”, celebrarán su 105 aniversario (21 de febrero), integrando a su equipo tablets cargadas con un programa desarrollado por voluntarios que, además de ser paramédicos, son ingenieros en sistemas, abundó Daniel Lozano, director general de la CRM.

El software contendrá toda la información de zona, áreas, lugar o entidad en las que se registró un desastre, y está diseñado para trabajar en distintos modelos de dispositivos y sistemas operativos.

“Dependemos mucho de donativos, y en el caso de las computadoras tenemos una gran variedad; no contamos con una sola marca o sistema operativo, entonces intentamos que el sistema fuera sumamente adaptable para no depender de una tablet o una marca”, explicó Lozano.

Con el sistema —que se consiguió con donativos y trabajo pro bono— se va a tener un control de los servicios prestados, además de crear una base de estadísticas y datos epidemiológicos, costo de la atención prestada y la creación de una especie de expediente clínico, comentó Suinaga.

Adicionalmente, se otorgará asesoría en situaciones en las que se debe intervenir pronto con el tratamiento más seguro y eficiente.

“Va a ubicar los servicios de ambulancia, qué tipo de atención se está prestando, qué se requiere y, sobre todo, se contará con información sobre cuántas personas fueron afectadas”, detalló el presidente de la CRM.

El sistema, que iniciará en las delegaciones del DF y Puebla, así como en la matriz de la CRM, centraliza las operaciones y la  información, facilitando el trabajo entre pares y resolviendo conjuntamente problemas para llegar a conclusiones satisfactorias y precisas.

Donativos electrónicos

Suinaga adelantó que la CRM estrenará en la colecta de este año —que inicia el 19 de marzo—, apps (aplicaciones) para recibir donativos en línea o en el sitio www.cruzrojadonaciones.com, y también promocionará la campaña en redes sociales como Twitter o Facebock.

“Habrá gente en la calle con tablets y una terminal para hacer donativos con tarjeta”, dijo.

La colecta, explicó Suinaga, “se ampliará hasta mayo con el objetivo de recaudar 345 millones de pesos; el año pasado fueron 333 millones. Esta suma se integrará a los donativos que recibe de diversas personas físicas y morales”.

Lozano abundó que una ventaja que brindará el sistema de donación electrónica es que los altruistas que utilicen esas plataformas recibirán al instante un recibo para deducir su aportación de impuestos.

“En esta colecta estamos lanzando la opción de pagar las 24 horas del día desde su dispositivo móvil o con los voluntarios de la Cruz Roja —que estarán debidamente identificados— utilizando su tarjeta de crédito o débito”.

En relación a las estampas que utilizan como reconocimiento para quienes aportan, Lozano comentó que este aspecto también contará con versión digital.

“Estamos afinando eso del sticker... otra ventaja de esta plataforma es que nos permite generar agradecimientos personalizados y nos vamos a asegurar de que todo el que done reciba uno”, comentó Lozano.

Los donativos, concluyó Suinaga, han ido creciendo debido a la trasparencia en el manejo de los recursos y, sobre todo, por la eficiencia del servicio. “De cada peso que nos donan, 96 centavos se van de manera directa a la gente y menos de cuatro centavos son el gasto administrativo, gracias a los 46 mil voluntarios”.