Crea GDF fuerza policial para controlar protestas

Los agentes serán capacitados en materia de derechos humanos para evitar detenciones arbitrarias durante las manifestaciones.
Las líneas de acción se aplicarán a partir de 2015.
Las líneas de acción se aplicarán a partir de 2015. (Javier Ríos / Archivo)

Ciudad de México

Para 2015, el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal para la Secretaría de Seguridad Pública estará enfocado en crear un cuerpo policial mixto especializado en la intervención de uniformados en protestas juveniles.

Las líneas de acción publicadas en la Gaceta Oficial para el próximo año marcan que los elementos deben ser capacitados en materia de derechos humanos para facilitar la solución de conflictos y evitar detenciones arbitrarias.

Además, se buscará erradicar prácticas como la tortura y tratos crueles o inhumanos.

El objetivo es "crear un cuerpo policial mixto para la intervención con jóvenes y para la resolución no violenta de conflictos desde un enfoque de derechos humanos, a fin de garantizar seguridad entre los jóvenes en manifestaciones, concentraciones o en caso de algún tipo de conflicto".

Las acciones incluyen la capacitación de servidores públicos, especialmente de las fuerzas policiales en derechos humanos con perspectiva de género para que conozcan las problemáticas que enfrentan a diario.

Además, el respeto a reporteros, así como de las personas que ejercen el derecho a la libertad de expresión, "a fin de afianzar las medidas para garantizar su ejercicio cotidiano sin riesgos.

"Que se elaboren los manuales de operación, protocolos y/o todos aquellos instrumentos que garanticen la debida planeación, organización, coordinación, ejecución y supervisión de los operativos que efectúen las policías, desde una perspectiva de respeto pleno a los derechos humanos y de género", explica.

Otro de los puntos a aplicar es el diseño de lineamientos para que los agentes policiacos prioricen la seguridad y protección de la víctima y sus familiares cuando se tomen decisiones relacionadas con el arresto y detención de su agresor.

También se diseñarán métodos y procedimientos de información acerca de los derechos de las personas detenidas que deberán ser comunicados a las mismas de manera inmediata y directa por parte de los agentes que realicen la captura.

De igual manera, se emprenderán acciones para combatir la delincuencia y así consolidar una política de seguridad aprobada por los comités de barrios.

Además, mejorar y evaluar la sensibilización en perspectiva de género y no discriminación hacia las mujeres.

Se busca "basarse en la legislación nacional e internacional que regula el tema de la igualdad entre hombres y mujeres, con atención en el artículo 2 de la convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer".