Crea el GDF talleres para enfermos de esquizofrenia

Al finalizar el curso de encuadernación pueden crear una cooperativa.

México

La Secretaría del Trabajo del Distrito Federal creó un taller de encuadernación especializado en capacitar a enfermos de esquizofrenia, con el fin de que al concluir el curso los egresados puedan formar una cooperativa.

En el Centro de Enseñanza Ambiental Mario Molina un grupo de 25 pacientes toman seis horas al día clases de encuadernación artesanal y a cambio reciben un salario mínimo diario como apoyo económico.

El curso tiene una duración de seis meses y consta de tres módulos para aprender cartonería, encuadernación y al final uno de desarrollo empresarial que les permitirá formar la cooperativa; de cumplir con los requisitos, recibirán un financiamiento de la secretaría de 200 mil pesos.

"La capacitación va en dos sentidos; uno, que ellos se puedan agrupar y hacer trabajo en equipo, y otra, construir una organización de forma cooperativa o a nivel de empresa o aquellas que se sientan más estables, y puedan iniciar un proceso individual y se puedan insertar en el mercado laboral formal", explicó Martín Ávila, encargado del proyecto.

Actualmente hay un grupo en capacitación y dos más ya concluyeron y están en la etapa de formación de la empresa.

"Se les dan todas las estrategias de mercadotecnia para que puedan tener más facilidad de que, con los productos que produjeron, vayan construyendo un mercado de colocación. Cuando acaban ese curso su propuesta va a ser analizada para que accedan a un financiamiento, siempre y cuando garanticen que esa organización cumplirá con los requisitos", señaló.

El grupo de trabajo se mantiene bajo supervisión médica y psiquiátrica en todo momento mientras se desarrolla el curso.

Discapacidad

La Secretaría de Salud del DF calcula que en la capital poco más de 1 por ciento de la población de entre 18 y 65 años padece esquizofrenia, esto significa un aproximado de 600 mil personas.

El asesor en salud mental de la dependencia, Alejandro Córdova, explicó que la esquizofrenia genera un cierto grado de discapacidad psicosocial, lo que impide a los enfermos tener un trabajo con las características comunes.

Autoempleo

Para los enfermos de esquizofrenia el curso que están tomando significa una oportunidad para generar sus propios recursos, mantenerse ocupados y reintegrarse a la sociedad con personas con padecimientos similares.

Con este proyecto, Blanca Ruiz, habitante de la delegación Gustavo A. Madero, se ha sentido productiva y con menos crisis que le acarrea su enfermedad.

"Aparte de que te sientes bien porque te capacitan, también es importante como terapia, porque nos sentimos útiles", señaló.