Construirán desnivel en cruce de Insurgentes y Churubusco

La obra se anunció desde 2008, pero por diversas razones no se ha iniciado. Sin embargo, la actual administración afina el proyecto y espera que se liberen recursos para que la edificación ...
La intersección es una de las más transitadas de la Ciudad de México.
La intersección es una de las más transitadas de la Ciudad de México. (Daniel Cruz)

México

La construcción de un paso a desnivel en el cruce de Insurgentes y Río Churubusco, que daría continuidad al flujo vehicular de Circuito Interior Bicentenario, es una obra limitada y lo mejor sería buscar medidas alternas de movilidad, como el Metrobús, consideró el director de Transporte Eficiente de El Poder del Consumidor, Gerardo Moncada.

El especialista consideró que la obra incentivará más el uso de automóviles.

Aseveró que por cada mil millones de pesos en obras viales para autos se cancela una línea de Metrobús. Un kilómetro de Periférico elevado, agregó, cuesta mil millones de pesos, “cuando 70 por ciento de la población no usa automóvil.

“Las obras son muy caras y le quitan recursos a las verdaderas soluciones, como son las líneas de transporte público rápidas, como el Metrobús.”

Un punto de vista contrario es el que sostiene el director general de Urbanismo y Sistemas de Transporte, Ángel Molinero Molinero, quien afirma que “la obra es necesaria y limpia porque no le rompes la imagen a Insurgentes. Se le dará continuidad al Circuito y se hace una obra que no impacte visualmente la zona”.

Molinero es coautor del libro Transporte público: planeación, diseño, operación y administración, promovió la creación del Instituto del Transporte Urbano del DF y ha sido opositor a los segundos pisos.

Sin embargo, apoya el deprimido, que fue anunciado recientemente por secretario de Obras y Servicios del gobierno capitalino, Alfredo Hernández.

La construcción del túnel y tres puentes vehiculares en la zona tendrán un costo aproximado de 4 mil millones de pesos.

Obra anunciada hace 5 años

La construcción del paso a desnivel se ha tardado. En 2008, con motivo de las festividades del Bicentenario de la Independencia, la administración del Gobierno del Distrito Federal, anunciaron la construcción de 10 puentes sobre Circuito Interior (que adquirió el nombre de Bicentenario), pero solo se edificó la mitad.

El anterior secretario de Obras y Servicios del GDF, Luis Alberto Rábago, dijo que el deprimido serviría para que el flujo vehicular fuera continuo, desde la avenida Revolución hacia el oriente de la ciudad.

La obra evitará el congestionamiento diario que se hace en ese punto, consideró.

Ahora Alfredo Hernández desmenuzó lo que será la obra: “Tendrá un kilómetro de longitud y llegará hasta el puente que cruza avenida Universidad, es decir, de Revolución a Moras. No habrá afectaciones al arbolado e incluso habrá un parque lineal sobre Churubusco, además de que la obra subterránea tendrá dos niveles con tres carriles, es decir, un nivel por cada sentido”.

En estos momentos, dijo a MILENIO, estaría en revisión su viabilidad financiera para incluirlo en el Presupuesto de Egresos. El proyecto final se anunciara en los próximos días.

El flujo de autos será el mismo con o sin desnivel, pero la ventaja es que se evitarán los congestionamientos viales en el cruce de Insurgentes y Circuito, el cual es una de las más transitados de la Ciudad de México, dijo Molinero.

El especialista fue más allá y afirmó: “No creo que quien utiliza el auto y el Circuito Interior vaya a dejar su automóvil para utilizar el Metrobús”, en caso de que se construya este medio de transporte en la zona. No le veo mayor problema que el túnel sea de un kilómetro o 200 metros”, porque de cualquier forma agilizará el tránsito.

Al respecto, Gerardo Moncada, entrevistado aparte, expresó sus reservas y declaró que “la mejor definición para un puente o un túnel, es que resulta la manera más rápida de llegar al siguiente congestionamiento.

“Lo que se ha demostrado es que estas obras tienen vigencia muy corta, solo son útiles el primer año y después se vuelven a hacer cuellos de botella.”

Molinero Molinero discrepó y mencionó que “es una discusión estéril porque no se incentiva más el uso de autos. Los que van por Circuito seguirán transitando por esta vialidad, solo que se evitar el congestionamiento en este punto”.

Los puentes que proyecta el gobierno capitalino sobre Circuito Interior son en los cruces con Canal de Tezontle, Oriente 106 y Eje 4 Sur.

La obra se contempla en el esquema de Pago por Prestación de Servicio, lo que significa que se dejaría en manos de una empresa particular vía licitación pública, quien le daría mantenimiento, hasta por 10 años.