'Condenan' a Ebrard por L12 y le niegan defenderse

Informe también recomienda “deslindar responsabilidades” contra ex titulares de Finanzas, Mario Delgado, y del Proyecto Metro, Enrique Molinar; solicitan una investigación judicial.
El ex jefe de Gobierno acudió a la Cámara de Diputados e intentó defenderse, pero se lo impidieron y se generó un connato de bronca.
El ex jefe de Gobierno acudió a la Cámara de Diputados e intentó defenderse, pero se lo impidieron y se generó un connato de bronca. (Héctor Téllez)

Ciudad de México

Entre gritos y manotazos, los diputados federales de la comisión especial para el seguimiento al ejercicio de los recursos federales destinados a la Línea 12 del Metro aprobaron por mayoría su primer informe sobre las fallas del proyecto, con un señalamiento directo a Marcelo Ebrard, ex jefe de gobierno del Distrito Federal, como presunto responsable de las irregularidades.

Ebrard arribó a la reunión de trabajo en el Palacio de San Lázaro sin invitación de por medio e intentó hacer uso de la palabra, pero el presidente del grupo de trabajo, el priista Marco Antonio Calzada, ordenó cerrar el micrófono y dio paso a la votación.

Con un megáfono, el ex gobernante capitalino quiso ejercer su "derecho de audiencia", lo cual provocó un connato de pelea entre asesores e incluso el diputado coahuilense Fernando de las Fuentes, del Revolucionario Institucional, quien pretendió arrebatarle el micrófono a Ebrard.

Entre los empujones, el legislador perredista Carlos Reyes Gámiz fue alcanzado por la patada de un presunto colaborador del grupo parlamentario del PVEM, quien fue de inmediato sometido por el personal de seguridad interna.

Pese a los reclamos de Marcelo Ebrard, los representantes de PRI y PAN avalaron el informe en todos sus términos con una votación a mano alzada y dieron por concluida la reunión.

Ebrard dio entonces lectura a un posicionamiento político en el que acusó a la comisión especial de actuar por consigna y anticipó su intención de recurrir a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para demandar la garantía del debido proceso y denunciar el abuso del gobierno federal y su partido.

"El presidente de la comisión especial está actuando por consigna, con una instrucción política dictada desde la Oficina de la Presidencia de la República y la Secretaría de Gobernación, como se indica en numerosas versiones periodísticas", acusó.

El ex jefe de Gobierno llegó a la reunión acompañado por el vicecoordinador de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía, quien le dio un lugar en la mesa donde los diputados federales celebraron su encuentro público.

El informe aprobado sin modificaciones recomienda "deslindar las responsabilidades de los siguientes funcionarios: el ex jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, el ex secretario de Finanzas, Mario Delgado, y el ex titular de Proyecto Metro, Enrique Horcasitas".

Solicita asimismo al procurador general de justicia del DF, Rodolfo Ríos, proceda al estudio de los posibles ilícitos y entregue el desglose a la Procuraduría General de la República, a efecto de que ésta proceda a su vez a la averiguación de posibles delitos federales cometidos por funcionarios públicos y empresas privadas.

Según las conclusiones del informe, "es necesario llegar a los últimos responsables, a las autoridades de nivel superior que aprobaron, permitieron, consintieron o, quizás, tomaron personalmente las decisiones que obraron en detrimento de la correcta planeación, construcción y funcionamiento del proyecto".

Al respecto, el diputado Marco Antonio Calzada defendió la legalidad y formalidad del informe, al tiempo de cuestionar la "actitud porril" de Marcelo Ebrard.

"Lamentamos la alteración del curso de la sesión y que se haya pretendido incorporar intervenciones no incluidas en el orden del día y por parte de personas cuya invitación no fue puesta a consideración de los integrantes de la comisión", indicó, en un comunicado emitido al término de la reunión de trabajo.

Finalmente, subrayó, "repudiamos enérgicamente los actos de violencia, arbitrarios y cobardes, contra un diputado integrante de esta comisión".

En sus respectivos posicionamientos, los diputados del PRD, Movimiento Ciudadano, Morena y PT respaldaron a Ebrard y descalificaron el informe, por considerarlo parcial, electorero y manipulado para desacreditar a ex funcionarios, además de violentar los procedimientos legales y legislativos.