Pide Conagua desalojar las zonas de alto riesgo

El titular del Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México, Fernando González, dice tener detectados los 34 ríos y barrancas; invierten 22 mdp para que los márgenes estén libres.
Ismael Alatorre Muñoz, coordinador de Proyectos Transversales de la Conagua.
Ismael Alatorre Muñoz, coordinador de Proyectos Transversales de la Conagua. (Juan Carlos Bautista)

México

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) solicitará a los jefes delegacionales y presidentes municipales de la zona metropolitana del Valle de México, reubicar o desalojar a las personas que habitan en asentamientos irregulares en los 34 ríos y barrancas del valle, “a fin de reducir el riesgo de inundaciones”, ya que en lo que va del año se han registrado más lluvias que en 2013.

Fernando González Cáñez, director general del Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México, explicó que la Conagua tiene detectadas las zonas de riesgo de los 34 ríos y barrancas del Valle de México, y para mantener a salvo el sistema hidrológico, la dependencia invierte 22 millones de pesos para delimitar el área de los márgenes de los ríos que debe estar libre y que pertenece a la zona federal administrada por el gobierno federal.

“Estamos trabajando junto con Protección Civil en delimitar la zona federal de cada barranca y río para notificar a la autoridad local, quien es la responsable del ordenamiento territorial y del uso de suelo, para su control y en su caso el desalojo o el movimiento de esa población a zonas de menor riesgo”, señaló González Cáñez.

Al realizar una visita al Vaso Regulador El Cristo, en Naucalpan, Estado de México, el funcionario destacó que los asentamientos humanos irregulares son una de las principales causas que provocan las inundaciones en la zona metropolitana del Valle de México, porque obstruyen el paso natural del agua durante la época de lluvias.

Sumado a ello, la basura también provoca la obstrucción del sistema de drenaje.

De acuerdo con el coordinador de Proyectos Transversales de la Comisión Nacional del Agua, Ismael Alatorre Muñoz, cada mes se retiran 50 toneladas de desechos del sistema de drenaje metropolitano, lo que requiere una inversión de más de 60 millones de pesos.

No obstante, señaló que la basura que no es retirada puede provocar hasta 300 encharcamientos durante las fuertes lluvias en la ciudad.

“Desafortunadamente la cultura de la gente no nos ayuda, hemos sacado refrigeradores, televisiones, se amuebla el dren general del valle. Preocupa mucho, la semana pasada sacamos un poste. Es increíble, hallamos una lona, recipientes de mayor tamaño que bloquean el paso el agua”, dijo Alatorre.

González Cáñez dijo que las operaciones de la Comisión Metropolitana de Drenaje permitirán reducir hasta 50 por ciento el riesgo de inundaciones.

Solo en junio pasado, el protocolo de emergencias se activó en 14 ocasiones, y en 2013, se aplicó en 25 ocasiones.