Autoridades deben acercarse a cuidadanos: Granados

El presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF dijo que a través del diálogo con los ciudadanos se recompone el tejido social y se recobra la confianza en las instituciones.

Ciudad de México

Autoridades y políticos deben acercarse de forma real a la población para contar con su confianza y contribuir con la recomposición del tejido social, indicó el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), el diputado Manuel Granados Covarrubias.

La clase política está obligada a propiciar un acercamiento real con las demandas sociales, pues no es el ciudadano el que debe acercarse, agregó.

El distanciamiento entre ciudadanos y sus autoridades disuelve los controles sociales y la rendición de cuentas, por lo que no es deseable en la democracia.

El diputado resaltó que la reconciliación social debe ser entendida como el fortalecimiento del binomio ciudadano- representantes populares.

Granados agregó que a través del diálogo y retroalimentación permanente con los ciudadanos, se trabaja en la reconciliación social del país como requisito determinante para la recomposición del tejido social, recobrar la confianza ciudadanía y, sobre todo, para el fortalecimiento de las instituciones.

"Si los políticos no hacemos nuestra tarea, si no generamos condiciones de acercamiento para el fortalecimiento del tejido social, pues difícilmente podemos esperar un país con desarrollo, con visión de futuro y, principalmente, con un nuevo esquema de solidez en el desarrollo nacional", advirtió.

En reunión con vecinos de Iztacalco, el también coordinador de la fracción del PRD en la ALDF, expuso que es obligación de los políticos generar condiciones de acercamiento con la ciudadanía, de reconciliar justamente las demandas y los intereses que exigen, día a día, con la capacidad de gestión de los gobernantes.

"Los legisladores no deben olvidar que su compromiso y servicio principal es con los electores, de lo contrario, se genera una actitud de decepción y de distanciamiento de los ciudadanos", expuso.

"Entre más tengamos este compromiso de servicio, de cercanía, de atención, mejor comunicación y respuesta obtendremos de los ciudadanos porque muchas veces sólo quieren que alguien los escuche y, en mi caso, he mantenido una representación de puertas abiertas para poder atender a los colonos".

La interacción permanente con los habitantes del Distrito XVI de Iztacalco, le ha significado una experiencia enriquecedora.

"Desde el día uno hasta este momento he estado siempre en contacto con la ciudadanía, escuchando las demandas, las gestiones, cumpliendo con mi labor legislativa", añadió.