Clausuran otras seis clínicas estéticas 'patito'

Los verificadores documentaron que dichos consultorios daban servicios que violan la ley.
El personal no estaba capacitado para operar camas de bronceado.
El personal no estaba capacitado para operar camas de bronceado. (Shutterstock)

Ciudad de México

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) clausuró seis supuestos consultorios de medicina estética que ofrecían, al margen de la legislación sanitaria, servicios de bariatría, lipoesculturas con láser, bótox, malla supralingual "mágica" para bajar de peso, acupuntura y bronceado de piel en camas solares.

En un operativo realizado en el Distrito Federal y el Estado de México, los verificadores revisaron 11 clínicas de cirugía plástica y estética para constatar el cumplimiento de la normatividad, y hallaron que seis consultorios dentro de las mismas ofrecían servicios violando la ley.

"Vendían productos no autorizados y utilizaban equipo médico sin registro, por lo que procedieron a su cierre y se dictamina además el monto de las multas, que pueden llegar a un millón de pesos en cada caso".

A la fecha, la Cofepris ha revisado mil 510 clínicas de belleza en las 32 entidades del país, de las cuales ha suspendido 66 en los 27 meses de esta administración.

Los establecimientos clausurados son Bronceado Express, en la Miguel Hidalgo, el cual no contaba con aviso de funcionamiento ni responsable sanitario, no presenta capacitación al personal, ni manual de procedimientos para las camas de bronceado.

Consultorios Médicos Corps Stylise, en Tlapan, no contaba con aviso de funcionamiento ni responsable sanitario, además de tener medicamentos caducos y agujas de acupuntura sin registro.

Casa Habitación, en Benito Juárez, operaba al margen de la ley, poniendo en peligro la vida de las personas.

Clínica Medilaser tenía medicamentos caducos y no fue cerrada, pues cumplía con la documentación legal; solo alistan multa.

Los otros operaban sin nombre en centros comerciales de Satélite y uno más en la Gustavo A. Madero. Ofrecían terapias de plasma rico en plaquetas, prohibidas en el país.