Cirqueros solicitan prórroga de dos años a la Federación

Piden ampliar plazo porque el personal carece de una opción de trabajo y no hay un espacio para recibir a todas las especies.
Empresarios ofrecieron ayer una conferecia de prensa.
Empresarios ofrecieron ayer una conferecia de prensa. (Heriberto Santos)

Nezahualcóyotl

Empresarios circenses solicitaron al gobierno federal una prórroga de dos años para que los dejen trabajar con sus animales mientras se realiza una legislación justa en torno al tema y se establecen santuarios adecuados para trasladar las especies que dejarán de laborar. La propuesta que ya discuten las diferentes fracciones políticas tanto en el Congreso de la Unión como en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

El presidente de la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circo, Armando Cedeño, explicó que a dos meses de que venza el plazo que fijó el gobierno para retirar a los animales de los 400 circos que hay en el país, no se cuenta con alternativas de empleo adecuado para cerca de 10 mil domadores, trapecistas, acróbatas, payasos y demás personal.

Tampoco, agregó, se cuenta con santuarios para trasladar a los más de 4 mil animales, de distintas especies, que se retirarán de los espectáculos circenses.

Ante ello, solicitó dos años de prórroga. Explicó que esta semana, asambleístas del Partido de la Revolución Democrática en el Distrito Federal presentarán una iniciativa en la que solicitarán un periodo de gracia de dos años para los que empresarios puedan seguir trabajando con animales, mientras se realiza una verdadera investigación y se legisla el asunto de manera justa.

Además, agregó, el plazo es para que las autoridades establezcan los santuarios donde se trasladará a los animales que dejarán de utilizar.

Recordó que el 8 de julio vence el plazo que fijó el gobierno para retirar de los circos del país todos los animales que se utilizan en los espectáculos, para terminar con el supuesto maltrato que se comete contra ellos, según la iniciativa promovida por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Anunció que un día después, el 9 de julio, promoverán los amparos federales con la intención de que el caso llegue a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con la esperanza que la iniciativa del PVEM se eche para atrás, pues aseguró que a la gente no le interesan los espectáculos de circo sin animales.

Indicó que de los 500 circos que existían en toda la República, en la actualidad subsisten alrededor de 400, pues en el último año, tras la iniciativa del Partido Verde, han cerrado sus puertas más de 70.

Destacó que en el último año las ganancias de los circos han caído 80 por ciento, por lo que muchos de ellos han tenido que cerrar y los animales se encuentran en diversas bodegas, donde por la falta de recursos enfrentan problemas para alimentarlos y atenderlos médicamente. "Unos 30 animales, entre zebras, tigres, llamas, han muerto por falta de alimento o atención médica".

"Hemos acudido a los zoológicos del Parque del Pueblo, de Nezahualcóyotl y de Zacango, pero los encargados nos dicen que no tienen espacios ni recursos para albergar a los 4 mil animales que tenemos. En el zoológico de Zacango, solo tienen espacio para recibir 40 animales", dijo.

Cedeño indicó que algunos artistas circenses que se han quedado sin trabajo han emigrado a otros países, principalmente Estados Unidos, "pero no cuenta con visa de trabajo, solo se fueron con visa de turista, por lo que corren el riesgo de ser deportados".

Indicó que hace tres semanas sostuvo una reunión con autoridades del gobierno del Estado de México, quienes les ofrecieron 12 mil plazas de barrenderos, servicios públicos y limpia, entre otros, las cuales rechazaron porque esos empleos nada tienen que ver con su actividad a la que se dedican.

Por su parte, Jorge Delman, propietario del Circo Delman, informó que por la baja asistencia de personas hace 15 días tuvo que cerrar el espectáculo que presentaban.

Explicó que hasta hace un año en la carpa a su cargo laboraban 120 personas, pero paulatinamente hubo despidos, al grado de convertirse en un proyecto familiar, en el que solo trabajaban él y tres hermanos más, dos hombres y una mujer.

Sin embargo, dijo, por la falta de asistentes nos vimos en la necesidad de cerrar luego de 20 años de trayectoria y algunos de los animales que teníamos los tuvieron que dejar, otros fueron vendidos y unos más nos fueron decomisados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

A su vez, el domador de animales del circo Hermanos Cedeño, Junior de 41 años, cuestionó: "Qué va a pasar con los cerca de 50 domadores que hay en México, a qué nos vamos a dedicar si es lo único que sabemos hacer y desde muy pequeños nos preparamos; es una tradición familiar".