Cientos preparan a sus 'niños' para la Candelaria en la Merced

El corredor de Talavera que actualmente alberga a mil 750 vendedores de ropa y accesorios para el Niño Dios.

Ciudad de México

Decenas de creyentes del Niño Dios abarrotan el corredor de Talavera ubicado en el barrio de la Merced, en busca de la mejor vestimenta para presentar a sus niños este Día de la Candelaria.

"Sale un poco más económico vestirlos aquí que en otros lados. Hay más variedad y diferentes calidades. Lo voy a vestir (al niño Dios) de bebé, de la ropa, el chupón, la mamila, la cobijita con la silla su sonaja son como unos 150 pesos", estima Karina, una compradora que acude desde Ixtapaluca.

El andador que corre de República del Salvador a Venustiano Carranza, es mejor conocido como el corredor del Niño Dios, en donde estos días circulan entre 5 y 7 mil compradores, estima Saúl Uribe, confeccionista de vestimentas para Niño Dios y fundador del corredor.

"Era una calle desértica donde había prostitución, robos, porque se había ido la antigua Merced que se fue a la central de abasto, aquí se quedaron bodegas de cebolla, de chile, pero nosotros teníamos ya la venta del Niño Dios".

Treinta años después, durante la administración del entonces jefe de Gobierno Marcelo Ebrard, se fundó el corredor de Talavera que actualmente alberga a mil 750 vendedores de ropa y accesorios para el Niño Dios.

Así con sus niños de cerámica desnudos, envueltos en cobijas o sabanitas, decenas de capitalinos transitan entre los escaparates donde se lucen brillantes trajes de gala para la presentación del 2 de febrero: de Papa, Santo Niño de Atocha, Señor de las Palomas o San Miguel Arcángel, hasta sobrias vestimentas tejidas simulando el mameluco de un bebé.

"Empezamos haciendo ropa como tipo fondito nada mas, después fueron cambiando los modelos, ahorita llegamos a estos con bordados a mano. Este es el Niño de la Abundancia. Los que se vendieron más este año fueron los arcángeles, el Ángel de la Guardia, el Arcángel Jofiel y Gabril pero se agotaron", señaló Laura, vendedora de Creaciones Lulú.

Cada año, las diferentes casas confeccionistas diseñan un modelo especial, "Niños Uribe" produjo esta temporada la vestimenta de "La divina Infanta", honrada en Atilxco, Puebla. Sin embargo, don Saúl Uribe reconoce que los trajes tradicionales del Niño Dios son los preferidos cada año.

"Desde que yo me inicié hace 39 años hay un ropón y un vestido del Señor de las Palomas, hace 39 años siguen siendo líder. Hoy vendo mas de 38 modelos, pero cuando van a tener su primer niño que empiezan las parejas, no de carne sino de su figurita, lo visten de blanco para la bendición, y es el ropón y el niño de las palomas", señaló.

Hospicio a Niños Dios

Si bien, cientos de creyentes vienen a esta calle con su Niño Dios en brazos, don Saúl Uribe reconoce que existen también figuras de cerámica que han dejado de ser adoradas por lo que creará el "Hospicio del Niño Dios".

"Es una invitación a todas aquellas personas que sientan que ya no puede atender su niño Dios, aquí va a ser un hospicio, museo del Niño Dios. Como usted me lo traiga así se va a tener que mostrar, se le va a poner una plaquita de quien la donó y si le hizo un favor".

La intención es exhibir a los niños tal cual llegan, y no retocarlos, ni vestirlo con ninguna de las creaciones que aquí se ofrecen.

"Si lo trae encueradito o con un calzoncito, así se va a vestir porque la esencia es exhibir como llegan, sino bajaría todos mis modelos y los pondría", comentó.