Chocan policías y vecinos de Ameyalco por obras

Al menos 300 pobladores trataron de evitar la instalación de una red de agua; acusan al jefe delegacional en Álvaro Obregón, Leonel Luna, de querer "robarse" el líquido de "su manantial".

México

Al menos 300 pobladores de San Bartolo Ameyalco, delegación Álvaro Obregón, se enfrentaron con aproximadamente mil 500 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal al tratar de impedir con piedras y palos la instalación de una red de agua, con un saldo de 101 lesionados.

Aproximadamente a las 9:00 horas mil 569 elementos del Cuerpo de Granaderos cercaron los accesos al poblado impidiendo la entrada y salida de automóviles y habitantes.

Los policías fungieron como escoltas para que los pobladores no impidieran la entrada de personal y maquinaria hasta el tanque Zacamulpa, donde llega el agua del manantial, ubicado en Camino Viejo a Mixcoac.

Con piedras, palos y tubos los pobladores contestaron a las agresiones que, según ellos, iniciaron los elementos de la SSP-DF.

De acuerdo con los habitantes del lugar, el saldo del enfrentamientos fue de 96 personas heridas; sin embargo, la SSP reportó 101 lesionados, entre civiles y policías.

Los lugareños denuncian que el jefe delegacional, Leonel Luna, quiere "robar" el agua de "su manantial" para abastecer a la zona residencial de Santa Fe, además de que se niegan a que el líquido se mezcle con el del Sistema Cutzamala.

Sin embargo, Joaquín Meléndez, director de Gobierno en Álvaro Obregón, señaló que hubo 10 reuniones previas con los pobladores en las que se trató de consensuar, pero no hubo repuesta favorable de los vecinos.

"Esta obra lleva varios meses en los que se ha consensuado, hemos tenido no menos de 10 reuniones con grupos de vecinos, se presentó un proyecto avalado por el Sistema de Aguas local donde se establece claramente ante el notario que no habrá mezcla de las aguas y que esta red de 12 pulgadas abastecerá a la zona que no recibe el líquido o solo por tandeo", detalló el funcionario.

Agregó que pese a las negociaciones los vecinos se han negado a la obra, que se detuvo el pasado 14 de febrero debido a la inconformidad de los lugareños.

"Se presentó el proyecto ante la Comisión de Derechos Humanos del DF, se subió a la página del gobierno delegacional y aún así persiste la negativa de estas personas y no entendemos cuál es realmente la situación", enfatizó Meléndez.

Las personas que según la autoridad delegacional encabezan a los inconformes son Silvia Soumaya y Luis Velázquez, quienes, dijo Meléndez, hasta el último momento manifestaron su rechazo a la obra a través de agresiones a las autoridades.

Esta red abastecerá a 20 mil personas, de éstas 40 por ciento son de San Bartolo y el resto de poblaciones como Ixtlahuaca, Torres de Tepito y Margot; la obra tendrá un costo de 30 millones de pesos a cargo de la delegación, precisó el funcionario.

Aseguró que las obras continuarán con vigilancia policiaca hasta que culminen, ya que no las detendrán pese al ánimo de los habitantes, información que confirmó anoche el jefe delegacional, Leonel Luna.

Calculó que tardará "varias semanas" la instalación, aunque dijo que no hay un dato preciso.

En tanto, el Gobierno del Distrito Federal se deslindó del operativo para resguardar la obra hidráulica realizada en San Bartolo Ameyalco, e informó que la delegación Álvaro Obregón solicitó la intervención de las autoridades policiacas.

A través de su cuenta de Twitter, el secretario de Gobierno del DF, Héctor Serrano, manifestó la disposición al diálogo de la administración capitalina para garantizar el interés colectivo.

Sin embargo, en un comunicado la dependencia aclaró que mediante oficios dirigidos a los secretarios de Gobierno, Seguridad Pública y al procurador General de Justicia del DF, el jefe delegacional solicitó la implementación de un operativo en el pueblo.

Explicó que el objetivo es garantizar la seguridad de la población y del personal operativo que laborará durante la introducción del tubo de agua potable del Sistema Cutzamala, obra a cargo de la demarcación.

Laura Gutiérrez, enlace de pobladores con autoridades del Centro de Salud, confirmó que tenían a dos granaderos retenidos que en principio se atrincheraron en el lugar, pero una vez descubiertos por los habitantes les impidieron la salida, hasta que se liberara a los colonos detenidos por la policía; más tarde lograron salir.

Anoche, la SSP confirmó que de 101 lesionados 20 fueron reportados de gravedad y trasladados a diferentes hospitales.

Puntualizó que en los hechos cinco habitantes fueron detenidos y puestos a disposición del Ministerio Público, por ataques a la autoridad.

Apoyaron el operativo 94 vehículos, entre patrullas, motopatrullas, camionetas, ambulancias y dos helicópteros del agrupamiento Cóndores, que sobrevolaron la zona.

Los vecinos se reunieron en el kiosco del pueblo y en los cercos policiacos pedían a los uniformados que se retiraran para que regresara la tranquilidad a San Bartolo.

Fue ahí donde a las 16:00 horas ocurrió un segundo enfrentamiento, que dio como resultado tres policías gravemente heridos que fueron trasladados en ambulancia a petición de una parte de los vecinos, quienes dijeron: "Tampoco somos asesinos".

Momentos antes los aproximadamente 300 habitantes que se encontraban en el centro se percataron de la presencia del representante del pueblo Mario Galicia, lo cercaron y le gritaron "¡vende pueblos!", ya que lo acusan de negociar con la autoridad delegacional para vender el manantial.

Con información de: SilviaArellano, José Antonio Belmont e Ilich Valdez