Cerraron L12 sin avisar al comité de riesgos

El organismo, que fue creado en 2009, tiene la encomienda de diagnosticar los problemas que ocurran en el Metro.
El documento contiene las indicaciones que deben activarse en el momento en que se detectan anomalías en la Línea Dorada del Sistema de Transporte Colectivo.
El documento contiene las indicaciones que deben activarse en el momento en que se detectan anomalías en la Línea Dorada del Sistema de Transporte Colectivo. (Especial)

México

Para evitar el cierre de la Línea 12 del Metro existía un instrumento denominado Manual de Integración y Funcionamiento del Comité para la Investigación de Incidentes Relevantes, que se encarga de garantizar la operación de la red de servicio, detectar problemas y solucionarlos para que no tengan una reacción en cadena.

Sin embargo, el comité nunca fue informado de los problemas que registraba la llamada Línea Dorada, y conoció del tema casi un mes después, hasta el 4 de abril, a pesar de estar presidido por el director del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Joel Ortega.

En consecuencia, no pudo ser activado el protocolo de actuación señalado en el manual, lo que derivó en que el problema fue catalogado como grave por el Gobierno del Distrito Federal y que se aplicara la suspensión del servicio en el tramo de Tláhuac a Atlalilco, afectando a más de 435 mil personas al día.

El comité, que fue creado en 2009, tiene la encomienda de diagnosticar los problemas que se registran en la red.

Algo que no pudo hacer con el tema del desgaste ondulatorio que se presentó en el tramo elevado de la Línea 12, y que se expandió, lo que generó la suspensión del servicio en 11 estaciones.

El comité supo de las fallas un mes después de que fue cerrada parcialmente la línea, como lo señaló el subdirector del Metro, Salomón Solay, en una reunión con asambleístas.

"En el caso de Línea, refiriéndonos a lo del desgaste ondulatorio y a lo del cierre del viaducto elevado, este comité no tuvo ninguna intervención previa. Es justamente a raíz de que se tomó la determinación de cerrar el tramo elevado que el comité empieza a sesionar y a hacer el dictamen correspondiente que ratifica el porqué del cierre", indicó el funcionario.

A pesar de haber sido creado para determinar las causas de los incidentes relevantes que se susciten en las instalaciones y equipos que opera el Metro, como el sistema de vías de la Línea Dorada, el comité carecía de información.

El manual, del cual MILENIO tiene copia, fue creado en junio de 2009, tiene 21 páginas en las que se establece las disposiciones que debe cumplir, como investigar, recopilar y analizar las evidencias que permitan ofrecer recomendaciones para evitar incidencias.

También señala que debe determinar las causas de los incidentes relevantes que ocurran y aportar los elementos de juicio necesarios para aplicar medidas preventivas y correctivas.

Solay señaló, en la mesa de trabajo realizada en la Asamblea Legislativa con la Comisión Investigadora de las fallas de la Línea 12, que el STC sí cuenta con ese manual y que el comité existe.

"La otra característica que se analiza en este comité es si los incidentes relevantes están poniendo en riesgo, primeramente, la seguridad de los usuarios y, a continuación, la seguridad de las instalaciones y también se analizan aquellos incidentes que tienen un daño por la consecuencia que trajo el mismo problema, si se considera que supera los 100 mil pesos, en este caso también cae dentro de las actividades que debe realizar el comité", indicó.

En tanto, el diputado local del PRD, Adrián Michel, añadió que ya fueron solicitadas las versiones de cada una de la sesiones del comité para conocer por qué no se actuó a tiempo y por qué no se aplicó el manual.

"Hay un órgano colegiado dentro del Sistema de Transporte Colectivo, que no es responsable de la investigación de hechos que ocurran durante la operación y que pudiesen poner en riesgo la seguridad de los usuarios, las instalaciones o el equipo del Metro, se llama Comité para la Investigación de Incidentes Relevantes, que tiene gran importancia, por lo que es necesario contar con su información para saber qué ocurrió y por qué no actuó", expuso.

"Solicitamos todas las actas y las versiones desde la puesta en marcha de la Línea 12 para determinar si hubo o no acciones a través del comité, y si no las hubo que se nos explique por qué no participó en la toma de decisiones".