Cacería de microbuses, taxis y cualquier chatarra ilegal

En los últimos ocho meses las autoridades capitalinas han llevado a cabo operativos en este sector, lo que permitió disminuir 26% los robos a bordo de las unidades y la inmovilización de 2,300 ...
En las revisiones también participa personal del Instituto de Verificación Administrativa.
En las revisiones también participa personal del Instituto de Verificación Administrativa. (Claudia Guadarrama)

Después de casi tres años sin realizar operativos continuos, el Gobierno de la Ciudad de México inició acciones no solo contra el transporte ilegal, sino contra todo aquel que viole las normas viales y de tránsito, lo que permitió la detención de mil 80 unidades irregulares en los últimos ocho meses y la disminución de 26 por ciento en robos a bordo de microbuses y taxis, así como la inmovilización de 2 mil 300 vehículos que no cumplían las normas para prestar servicio.

Los resultados se dan como parte de una embestida del Gobierno capitalino para erradicar los taxis irregulares. Las unidades detenidas y llevadas al corralón no cumplían con lo mínimo para dar certeza a los usuarios, ya que carecían principalmente de una concesión, lo que se sanciona con la remisión de la unidad al depósito vehicular y una multa mínima de 25 mil pesos, aproximadamente.

La cifra de unidades pirata remitidas es solo durante la administración de Héctor Serrano al frente de la Secretaría de Movilidad; en 2015 fueron sacados de circulación 700 taxis ilegales y en 2014 la cifra no superó las 900.

Serrano señaló en entrevista que los operativos son para garantizar que todos los sectores de la población tengan derecho a la movilidad adecuada, y que los usuarios cuenten con la garantía que se suben a una unidad que les dará seguridad, porque cuenta con una concesión y con documentos como seguro de viajero, tarjeta de circulación y tarjetón.

"Estamos revisando que quien circule y preste un servicio lo haga cumpliendo con todo, y el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) lo hace con nosotros de manera conjunta", expuso.

"Tenemos la obligación como gobierno de dar certeza y garantía a los usuarios. Nuestro principal objetivo es que toda la gente sepa que cuando aborde una unidad sepan que pueden darles sentido de seguridad, eficacia y eficiencia; si hay alguien que no aparece ni siquiera en el padrón, evidentemente no puede dar ese servicio".

Añadió que si una política del gobierno de la Ciudad de México es que los casi 140 mil taxis regulares estén en orden, por qué dejar circular unidades piratas, cuando no son una opción ni de movilidad.

Por eso, esa embestida del Gobierno continuará, pues el objetivo de esos operativos es erradicar los taxis irregulares, conocidos como piratas, "por lo que de manera interinstitucional se realiza su ejecución para vigilar que el servicio de transporte público individual se proporcione de acuerdo con los términos y condiciones señaladas en las concesiones o permisos otorgados".

Francis Pirín, presidenta de la Comisión de Movilidad en la Asamblea Legislativa, dijo que las unidades de taxis piratas operan principalmente en las delegaciones Cuauhtémoc, Benito Juárez, Miguel Hidalgo, Cuajimalpa, Milpa Alta, Tláhuac, Azcapotzalco, Tlalpan e Iztapalapa, como se comprobó en diversos recorridos.

Aseguró que los corralones de transporte de la ciudad están casi llenos de taxis ilegales, pues de las unidades remitidas, 95 por ciento no son reclamadas por sus propietarios, porque el valor de la unidad es menor a la multa.

"Las acciones de mejorar y tener un transporte moderno, seguro y confiable son para beneficio de los cerca de un millón de usuarios que utilizan ese transporte, y que cuando se suben a estas unidades no tienen la certeza de seguridad", indicó la diputada local del PRD.

Por ello, adelantó Serrano, en un par de meses se realizará la chatarrización de mil 500 unidades piratas que sus dueños ya no reclamaron.

Será, dijo el titular de la Semovi, la mayor destrucción de unidades ilegales que haya realizado cualquier Gobierno de la Ciudad de México.

Bernardo Navarro, director del Observatorio de Transporte y Movilidad, de la Universidad Autónoma Metropolitana, señaló que los taxis ilegales existen porque son un camino para obtener recursos por parte de personas que ven una "salida fácil a no tener un empleo formal".

El especialista en transporte y movilidad recordó que desde la administración de Andrés Manuel López Obrador se dio un auge de los taxis ilegales, pues llegaron a representar 50 por ciento del padrón de unidades de alquiler en aquel entonces, aunque después el Gobierno del Distrito Federal realizó un programa para regularizarlos, pero no los acabó.

Incluso, no solo operaban en las zonas periféricas sino en toda la ciudad, con una gran "impunidad".

'Micros' tampoco se salvan

Como parte de los operativos para mejorar el transporte público, la Secretaría de Movilidad también realiza acciones contra los microbuses, sobre todo porque ha detectado que hay unidades piratas que prestan servicio sin concesión y otras más sin las mínimas condiciones de seguridad.

Serrano aseguró que los micros han servido para que se cometan irregularidades, como utilizar permisos de publicidad falsos.

De acuerdo con una respuesta de acceso a la información, la dependencia señaló que en esta administración no se han otorgado permisos para portar publicidad; en lo que va de 2016 las autoridades detectaron 10 unidades con permisos falsos y por lo menos 14 micros piratas.

Estadísticas de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, que coadyuva en los operativos de Pasajero Seguro, indican que las revisiones han permitido disminuir el robo a bordo de taxi y microbús en 21.6 por ciento.

La acción del Gobierno contra las irregularidades es contundente, ya que en los ocho meses que lleva Serrano al frente de la Semovi se han inmovilizado 2 mil 300 microbuses por diversas irregularidades.

Sin concesiones

El secretario de Movilidad de la Ciudad de México sentenció que el gobierno no tiene la intención de aumentar el número de unidades de taxi que circulan con concesión, pues aseguró que las casi 140 mil son suficientes para atender la demandada de viajes.

"Tenemos el compromiso de combatir a los llamados taxis piratas y el gobierno capitalino no tiene ningún programa ni diseño para empezar a cargar más el parque vehicular; 140 mil unidades de taxi son suficientes, tenemos estudios que así lo avalan y no empezaremos a incorporar a algunos vehículos más como consecuencia de cierta presión", enfatizó Serrano.

El gobierno tiene preparado mejorar el transporte individual con un fondo que fue autorizado por la Asamblea Legislativa, para que aquellas unidades que estén por cumplir 10 años reciban un apoyo de más de 15 mil pesos para que puedan ser sustituidas.